Mi Primera Vez

Por Carlos García

#oiesamamada jaja, pero pues es la neta, nunca en mi perra vida había asistido a un concierto de rock y mira que ya se arman las peleas en la coliseo.

4:00 a.m. pongo la alarma para levantarnos a las 8:00 a.m. a tiempo para arreglarnos y sacarle provecho al desayuno incluido en el hospedaje… 7:00 a.m. me despierto por costumbre mas no me levanto de la cama, los demás siguen perdidos en el quinto sueño, me vuelvo a dormir, una hora más tarde suena la alarma, me levanto, la apago y me vuelvo a dormir. 9:00 a.m. alguien toca la puerta con tal desesperación que Víctor se levanta, casi al punto de abrir la puerta asegurada con la famosa cadenita le abre al ama de llaves que nada mas indagaba para ver si teníamos toallas, acto seguido se vuelve a dormir no sin antes las respectivas mentadas de madre. 10:00 a.m. Luciano el boludo se levanta y comienza a acicalarse jaja, más adelante igual Víctor se levanta para hacer lo propio. 11:00 a.m. finalmente me despierto y levanto, ya es demasiado tarde para desayunar pues el restaurante ha cerrado, los demás han terminado de arreglarse así que me lavo la cara, me cepillo los dientes y ámonos pal centro que se hace tarde. Así comenzó el día del concierto…

El día anterior… 3:30 a.m. llego de la chamba con la idea de irme en vivo al aeropuerto. 4:30 a.m. como que me da sueño y decido mejor poner la alarma 6:00 a.m. para despertar justo cuando llegaran Víctor y Luciano para finalmente irnos en la camioneta. Víctor es un buen amigo fotógrafo que conozco desde hace tiempo, Luciano recién lo conocí y ahora un buen amigo también. Los tres nos aventaríamos la tirada de ir al Mother of Rock Festival en Monterrey. 6:30 a.m. ya estamos en el aeropuerto bien chingones con nuestro pase de abordar electrónico, cero filas y directo a la sala de espera. Falta una hora para abordar y con la panza vacía decidimos desayunar algo antes de partir, lejos del pinche cuernito y panini a precio de oro cuando menos disfrutamos dos que tres tacos de ojo y una buena charla. 7:30 a.m. iniciamos abordaje y diez minutos más tarde partimos hacia nuestro destino. 11:00 a.m. el avión aterriza en el Aeropuerto Internacional de Monterrey (con madre jaja) y después de soltar la respectiva firma tomamos el bus a la ciudad. 11:30 a.m. ponemos pie fuera de la Central de Autobuses mientras Víctor checa que tan lejos está el hotel, — ocho cuadras mencionó. — ámonos a pata le contesté. Media hora más tarde estábamos haciendo check-in, nos hizo bien la caminada después de parecer sardinas en lata voladora jaja. El desayuno no fue del todo sustancioso pero aún aguantábamos otro rato para la comida así que mientras nos preparaban el cuarto para entrega dejamos las cosas en recepción y nos lanzamos a buscar un restaurante donde pudiéramos disfrutar de la famosa carne de cabrito de la región. 1:00 p.m. llegamos al centro a pata por última vez porque con el pinche calor que hacía nomas no la íbamos a hacer, en el camino intentaba contactar conocidos del lugar para recomendaciones y finalmente supimos que El Gran Pastor sería el lugar indicado, mientras tanto turisteamos por el Palacio de Gobierno y el Santa Lucía Riverwalk, osea ves, jaja no es mamada, así decía la aplicación Foursquare… jajaja. 1:30 p.m. caminamos un poco sobre la avenida para tomar un taxi y finalmente ir a comer pero en el camino el conductor nos convence de ir al mirador del asta bandera desde donde el panorama de la ciudad se ve mamalón jaja. Cuanta razón tenía, en verdad se veía como decía. 2:30 pm. ya con hambre y después de una paseada llegó el momento de darle al cabrito. Así como pides tacos de buche, cachete y nenepil nosotros pedimos riñonada, pecho y paleta, tres de las cuatro versiones en las que lo sirven en el lugar, ah pero eso si sin olvidar la recomendación del taxista de un queso flameado para dar la estocada final a la carne. 3:30 p.m. salimos del restaurante y subimos a un puente para cruzar la avenida, más adelante llegaríamos a la Plaza Real donde nos quedaríamos disfrutando de un buen café por aproximadamente dos pinches horas y media, eso fue un abuso jajaja, acto seguido nuevamente tomamos taxi. 7:00 p.m. llegamos al Parque Fundidora para conocer, ya adentro Víctor se fue al “horno 3” para hacer fotos mientras que Luciano y yo optamos por la “congeladora” jajaja, decidimos quedarnos en la pista de patinaje a darle una zapateada al hielo. 10:00 p.m. maldito tráfico, por fin llegamos a descansar… 10 minutos después “solo una y nos regresamos…” 3:00 a.m. no se cuantas cubetas después una orden de taquitos de res en un puesto de la esquina y a dormir…

11:30 a.m. después de asarnos media hora tomamos un taxi rumbo a Plaza Galerías al chopping de recuerdos pero primero lo primero, el desayuno. Yo muy cuco les digo que en Chili’s, tres negativas de servicio después decidimos irnos, era una señal… terminamos en Sanborn’s donde aún había buffet de desayuno, — ¡de aquí somos dije yo!. Ya casi por terminar, Luciano insistía en algo para el cumpleañero, finalmente llegó la mesera con un pequeño pastel y una velita… oh si, lo recuerdo muy bien, yo huyendo de un maldito cumpleaños y el boludo re terco con festejarlo… pues bueno hasta mañanitas me tocaron. Tengo que agradecerles el gesto, detallazo. 1:00 p.m. salimos ahora si de compritas y la primer tienda a la que decidimos entrar es una de artículos tipo Comics, ¡fue una locura boludo!. 2:00 p.m. se nos hace tarde para descansar un rato en el hotel y todavía teníamos planeado ir a ver artesanías de la región… 2:30 p.m. después de otro taxi y una buena caminada entramos al tan comentado mercadillo, Vic creo que no compró nada mientras que Luciano adquirió las tazas más caras ¡de la historia! por partida doble literal jajaja. 3:00 p.m. ni un paso más, taxi de regreso y a descansar, llegamos al hotel, pusimos a cargar todo para aguantar todo el concierto.

5:30 p.m. entramos a la Arena Monterrey y a no mas de 50 metros la primer trasquilada, una playerita del recuerdo para cada quien. la cual fue estrenada inmediatamente. 20 pasos después medio litro de chela en vaso conmemorativo, igual pudo haber sido vaso de unicel lo habríamos comprado jajaja. Después de unas buenas pics nos enfilamos al escenario para agarrar buen lugar. 6:00 p.m. estamos en el cotorreo y a la espera de la primer banda para nosotros que llegamos a esta hora, TESLA. Tengo que decir que durante la espera nos pusieron rolas de otros grupos, entre ellos Aerosmith el cual era el principal de este festival y los muy hijos de la fregada cancelaron el final de su gira por motivos de salud, ¡ojetes! jajaja. Nótese que el boludo ya nos traía en salsa tarareando una rola de Black Sabbath – Paranoid, pues no terminábamos de discutirlo cuando la van poniendo, ¡fuck el destino!. 8:30 p.m. segunda banda, el ex-vocalista de Motley Crue, Vince Neil. No esperaba ver un wey mamado salir a escena pero verlo salir panzón y cantar sin aire una rola tan emblemática como lo es “Dr. Feelgood” si pesa jaja. Para nuestra fortuna se recompuso y rifo el resto de la tocada. Dos canciones marcaron mis primeras caídas, 8:45 p.m. “Home Sweet Home” se me corre el rímel jajaja, 8:53 p.m. “Same Ol’ Situation” se me moja la cucaracha jajaja, los recuerdos estuvieron de a peso y era inevitable. 10:00 p.m. era el turno nada mas y nada menos que de Alice Cooper, el favorito de Víctor, yo opté por ir a cambiarle el agua a las aceitunas y de regreso tomar un pequeño descanso sentado en la explanada en lo que comenzaba de nuevo el desmadre. Creo que todavía no terminaba la primera rola cuando ya todos estaban sobres con la guitarrista, una güera nada mal, delgada, buena pierna en pantalones de encuero y vaya que tocaba de no mames la cabrona, su nombre es Nita Strauss por si andan con el pendiente… Luciano ya las estaba dando y las fue a depositar en el área de comida, regresaba para el plato fuerte. 11:30 p.m. el gran momento llegó, Deff Leppard salió a escena, para entonces ya habíamos acordado que dos o tres rolas e iniciaríamos fuga para evitar el desmadre descomunal por la salida de 36,700 almas que asistieron al lugar. 12:00 a.m. mi tercera y última caída, se me hizo agua la canoa con “Hysteria” jajaja. Para estas horas ya lo único que pensábamos era en tragar y dormir, al salir Vic avistó unos tacos y que le caemos sin pensarlo. Nada mas porque ya estábamos ahí sin mas ganas de caminar que si no los mandamos a la fregada, pésimo servicio, cosa que no le incomodó a Luciano que se desconectó completamente sentado, eso sí, en lo que terminábamos de cenar se dejaron venir con todo los fuegos artificiales para el cierre del concierto y es así como terminó mi primera vez…

Fotos: Carlos García

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp