Inicio Columnas Opinión | Histórico: Ayuntamiento de OPB, a favor de los mexicanos naturalizados...

Opinión | Histórico: Ayuntamiento de OPB, a favor de los mexicanos naturalizados | Por Ignacio Alonso Velasco

Por Ignacio Alonso Velasco

En un hecho sin precedentes, el H. Ayuntamiento de Othón P. Blanco en la XVI sesión ordinaria de cabildo, por unanimidad, ha decidido sumarse a la corriente de municipios progresistas y eliminar los candados legales que había en sus reglamentos que discriminaban entre diferentes categorías de mexicanos.

De esta forma, el municipio capitalino sigue el ejemplo del municipio de Benito Juárez, quien ya aprobó una iniciativa semejante en el pasado mes de mayo.

En el caso de Othón P. Blanco hay que mencionar que la iniciativa que ha sido aprobada no surgió de ninguno de los integrantes del Ayuntamiento, sino que se trata de la primera iniciativa ciudadana que se aprueba por dicho cabildo, el cual pasará a la historia como una administración comprometida y responsable con la participación abierta, accesible y pronta que tiene la ciudadanía a través de los mecanismos de participación ciudadana.

Mexicanos de corazón

En mi calidad de Presidente de Mexicanos de Corazón, esta iniciativa la presenté en compañía de Nayeli del Carmen Solís Poot y Oscar Jesús Buenfil Rojas, integrantes de la Asociación Nacional de Asesores Parlamentarios.

Animo a que más othonenses hagan uso de este mecanismo de participación ciudadana, ya que somos el único municipio quintanarroense en el que existe esta posibilidad. Debemos poner en práctica lo que se llama Gobierno Abierto.

Reformas a cinco reglamentos

Con dicha iniciativa se logran reformar cinco reglamentos municipales que consideramos discriminatorios al exigir ser mexicano por nacimiento para ocupar una decena de cargos públicos diferentes, incluido el de policía municipal.

Ya no será necesario ser oriundo de México para ocupar la Direcciones Generales del Zoológico Payo Obispo o la de Seguridad Pública Municipal, ni para ser contralor o tesorero municipal.

Hay que destacar que para estos dos últimos cargos la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo sigue exigiendo ser mexicano por nacimiento para ocuparlos.

De manera decidida y valiente el Ayuntamiento de OPB ha decidido realizar una acción de protección de los derechos humanos mediante la interpretación conforme y desde la perspectiva de garantizar la protección más amplia al ciudadano.

Así, sus reglamentos municipales ya están acordes con el primer artículo constitucional y con numerosos tratados internacionales suscritos por México en materia de derechos humanos que impiden discriminar por su origen nacional a las personas, tales como la Declaración Universal de Derechos Humanos (art. 2°), la Convención Americana sobre Derechos Humanos (art. 1°), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 2°) o la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre (art. 2°).

¿Se animará la legislatura?

En definitiva, a partir de ahora los tres mil habitantes que hay en Othón P. Blanco que son nacidos en el extranjero ya podrán ocupar cualquier cargo público municipal, como ya ocurre en Ciudad de México y Querétaro.

Dejará de haber mexicanos de primera y de segunda en el Municipio capitalino de Quintana Roo.

Ahora las preguntas a responder son: ¿se animará nuestra XVII Legislatura a adecuar sus leyes a los derechos humanos? ¿Cuál será el próximo municipio en seguir el ejemplo?

Te puede interesar Opinión | Lázaro Cárdenas, el Schindler Mexicano| Ignacio Alonso Velasco