Por Hugo Alday Nieto

Durante los últimos tres años del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, las inversiones en Quintana Roo gestionadas, en su mayoría por la gobernadora Mara Lezama, desde que era presidenta municipal de Benito Juárez, han superado en promedio a las realizadas por todos los expresidentes de México, con excepción de Luis Echeverría, a quien se le considera el padre del milagro turístico llamado Cancún, y que hoy, se ubica como una de las marcas turísticas más importantes del mundo.

Ganancias para unos cuantos

En esos años 70, el gobierno buscaba pioneros que vinieran a trabajar, a arriesgar su patrimonio y apostar su futuro en la naciente joya del Caribe, en lo que nos hemos convertido con el paso del tiempo.

Esta migración generó un gran destino construido por miles de valientes mexicanos que, poco a poco, se transformó en un sistema de explotación laboral administrado por grandes holdings extranjeras, que aprovecharon el paraíso y la mano de obra barata para detonar un gran desarrollo turístico, en el que, solamente ganan unos cuantos y el dinero se almacena e invierte fuera de México en algunos casos.

Régimen égida con impedimentos legales

Otro tema generado por este desarrollo turístico explosivo, fue la sobredensificación de nuestra tierra, que al ser -muchas veces- de origen ejidal, se convirtió en una zona inmobiliaria horizontal, en donde la mayoría de los trabajadores de las zonas turísticas viven sin servicios, es decir, sin calles, sin agua, sin drenajes, sin luz, sin vigilancia, sin recoja de basura y sin la posibilidad de aspirar, en el corto plazo, a una solución, ya que la reforma constitucional de Salinas, al régimen ejidal, les dio la posibilidad de enajenar como propiedad titulada.

Ahora bien, pero al no existir procesos definidos en registros públicos y registro agrario, se ha transformado en un modelo ilegal de negocio que mata, poco a poco, la seguridad, el agua y la justicia social de los quintanarroenses, ahorcando en gran medida a los Ayuntamientos, que muchas veces están impedidos legalmente para resolver el problema.

Falta de planeación

Todo ello, se debió a la falta de planeación futura en el sexenio de Echeverría, que fraguó la creación de un gran desarrollo turístico de talla mundial y procuró los ejidos para su sostenimiento, a través de la creación de extensas regiones que sirvieran de graneros para el autoabastecimiento y, finalmente, no salió como se planeaba. Así, los miles de trabajadores que siguen llegando, año con año, llamados por el canto de las sirenas del mar caribe, terminan en un espejismo con bajos sueldos, con jornadas extenuantes y sin servicios públicos.

Hoy en día, tan solo en el mes de julio del presente año, la Sedena ha reportado que, en los tramos 5, 6 y 7 de la icónica obra del Tren Maya, se han generado más de 30 mil empleos en Quintana Roo; y en el conflictivo tramo 5, que va de Cancún hacia Playa del Carmen, se han generado cerca de 10 mil empleos. En este orden de ideas, tan solo en el Tren Maya, que se encuentra en Quintana Roo, fueron generados por el gobierno federal 40 mil empleos directos, de los cuales, un gran porcentaje fue otorgado a trabajadores migrantes.

Por lo que respecta al Aeropuerto Internacional de Tulum, Felipe Carrillo Puerto, fueron reportados 15 mil nuevos empleos en la región en una obra que culminará en pocos meses; lo que contrasta con los 10 mil empleos directos y más de 41 mil empleos indirectos del Puente Vehicular Nichupté, el Bulevar Luis Donaldo Colosio, la Avenida Chac Mool y el Distribuidor Aeropuerto.

Infraestructura para más de 100 mil trabajadores

Haciendo una sencilla sumatoria de los reportes oficiales de generación de empleos en las obras magnas que están transformando el presente y el futuro de Quintana Roo, nos debemos hacer la pregunta obligada. ¿Quintana Roo cuenta con la infraestructura básica para atender a mas de 100 mil trabajadores y sus familias?

Pensar en el mañana

¿La SEDATU y la SEDENA ya se coordinaron con la STPS para encontrar trabajo o capacitar para el trabajo a las miles de personas trabajadoras migrantes que llegaron a Quintana Roo?

¿Hay algún programa de SEDENA y STPS para transformar a trabajadores de la construcción en trabajadores de la industria turística?

Hoy, quienes formamos parte de esta cuarta transformación lanzamos campanas al vuelo por los proyectos históricos que se están detonando en nuestro estado, pero también debemos de pensar en el mañana, y en que no nos pase el error de Echeverría.

Aún tenemos tiempo, tenemos presidente y tenemos gobernadora, para prevenirlo.

Te puede interesar Opinión | Rasputín a la mexicana: la seducción del poder y la toma de decisiones | Y la vida siguió… | Hugo Alday Nieto

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp