Por Jaguar Negro

Tulum, Quintana Roo. – Sin el apoyo de los grupos locales, con severas divisiones en su equipo: Roberto Barbachano Vs el equipo de (in) comunicación oficial, el presidente municipal de Tulum, Diego Castañón, decidió resaltar sus alianzas y se tomó la foto aliancista con uno de los peores alcaldes de los que tenga memoria el noveno municipio: Víctor Mas Tah. 

Su administración terminó en un caos que todavía recuerdan los tulumnenses: la policía estatal, a cargo de su ¡aliado político!, por lo que Carlos Joaquín, tuvo que hacerse cargo de la seguridad tras un vergonzoso abuso policíaco en el que murió una mujer, asfixiada por la violencia con la que fue sometida.

Te puede interesar: Jaguar Negro | ¿Se animará el Partido Verde a arrebatar el distrito federal 3 a Morena en Quintana Roo?

La violencia en Tulum tuvo picos que se tradujeron en balaceras y hechos delictivos que recorrieron el mundo, muchos de ellos grabados y que todavía circulan por las redes sociales.

Sin brújula política, el ex futbolista quiso mostrar “músculo” y obtuvo como resultado una andanada de comentarios, no positivos, además de columnas en la prensa política que tiene todavía fresco el desaseo en el que terminó la administración del panista-perredista.

Sin embargo, todavía no supera el “oso” de quitarse la playera para dejársela a un hombre de escasos recursos. Así las cosas en la 4T.

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp