Zoom de campaña

Arrancando el mes de abril la encuestadora nacional Massive Caller, con presencia en Quintana Roo desde hace unos años, dio a conocer las proyecciones que tiene con respecto a las diputaciones federales en el país, entre ellas, las de los cuatro distritos de Quintana Roo.

La síntesis es que los partidos pro-gobierno obtendrían, en lo general, un 51.8 % del control del Congreso de la Unión, en tanto, los partidos de oposición un 48.2%, con MC que alcanzaría sólo 12 curules.

 

Lo más llamativo del estudio es que el distrito federal 4 de Quintana Roo, donde es candidata la ex diputada local, Mildred Ávila, está en un empate técnico con su rival del PAN, Martha Rodríguez: la morenista alcanza los 39.3 y la panista 37.8.

Huelga decir que Ávila lleva una desproporción de años instalada en congreso local y federal, con escasos resultados de su paso por las cámaras.

Aun cuando el estudio no es específico en el distrito federal 3, donde la alianza de la 4T va por separado, no sería asombroso que el Partido Verde se quedara con el espacio: Humberto Aldana, de Morena, viene de dar escandalosos pasos en falso en el Congreso local y la propuesta del tucán es Yamili Góngora, con amplia trayectoria: de familia pionera y trabajo en las estructuras del Partido Verde que han tenido un exponencial crecimiento en los últimos años.

¿Alcanzará el efecto “Sheinbaum” para las más flojas candidaturas de Morena en Zona Norte?

 

Te puede interesar: Jaguar Negro | De «ganones» y perdedores en el Congreso de Quintana Roo: arranca “Vacalandia”

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp