Por Jaguar Negro

Ayer, desde esta columna, perfilamos que existe una cruenta pugna en los intestinos del Congreso del Estado por los espacios vitales, es decir, áreas (direcciones técnicas) que tienen impacto directo y progresivo en la contratación de personal, en las llamadas plazas.

Un terreno que se disputan palmo a palmo Morena y el Partido Verde, que dominan la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Jugocopo.

Información que llegó a la Cueva del Jaguar, confirma que se estarían dando los siguientes movimientos, en los que el “ganón” resulta el ex priísta, y ahora verdeecologista, el hábil abogado Benjamín Vaca.

Los movimientos serían los siguientes: en la Subsecretaría de Servicios Legislativos entra el José Abraham Fierro Oviedo, para reemplazar a Diana Domínguez Regules, muy cercana al candidato de los collares variopintos, Humberto Aldana, es decir, Morena cede terreno ahí.

A la Dirección de Control del Proceso Legislativo va Micaela Osorio Mondragón, en sustitución de Dennise Alcacena.

En tanto, en la poderosa Secretaría Técnica de la Jugocopo ingresa nada menos que Said Villanueva Alpuche, de los más cercanos a Vaca, en reemplazo de José Oswaldo Coral Pérez, de todas las confianzas de la candidata Mildred Ávila, candidata de Morena en la diputación federal.

Como colofón, quien se apresta a asumir en una suplencia del Partido Verde, es nada más y nada menos que…la esposa de Vaca, Gabriela Mora Castillo, quien salió del ayuntamiento de Othón P. Blanco por la puerta chica, según los reportes de la prensa capitalina.

Gabriela Mora Castillo, esposa de Benjamín Vaca

Así las cosas, el Congreso del Estado estará dominado por el abogado capitalino que reinará, en una suerte de sueño surrealista llamado “Vacalandia”, para lo cual, desplazó a morenos y verdes de linaje que se conformaron con una camioneta y plazas de ayudantía.

Te puede interesar: Opinión | Álgidas disputas en la Jugocopo del congreso de Quintana Roo | Jaguar Negro

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp