Por Hugo Alday Nieto

Hace un par de semanas que #Residente de #Calle13  lanzó al aire en las redes sociales varios videos que van desde una confesión del autor con un cura al que le menciona que parte de su actividad en el género urbano es la “tiradera”, definiéndola como una “línea del género urbano que contiene un verso y un punch-line consecutivamente hasta escribir una canción manteniendo una narrativa con una rima consonante”, en donde un Punch-line de acuerdo con wikirap, se define como la parte final, el remate o el tiro de gracia de una frase involucrando metáforas utilizado en batallas de rap para ridiculizar al oponente.

Posteriormente, el autor, #Residente, publicó el video de “Bajo y batería” en el que deja muy claro para todos de lo que se tratan las famosas “tiraderas”. Y retomo estas obras musicales y audiovisuales, porque de su contenido podemos hacer un verdadero comparativo desde la sociología e incuso sicológico para llegar a concluir que estas batallas de rap y líneas contenidas en tiraderas, son tremendamente semejantes a las que vemos hoy en día en la política. Incuso me aventuraría a pensar que los ambientes en comparación adolecen de las mismas patologías.

Y así, podemos escuchar una diversidad de punchlines de #Residente contra varios adversarios como Cosculluela, Balvin, Akapellah, Tempo y otros más; en donde se descose con singular deleite para darle duro a las rimas consonantes contra los que se le ponen enfrente, en la lucha por conservar su lugar en el genero urbano.

Este ir y venir de textos, de canciones y declaraciones son muy semejantes a las que vemos entre los referentes de izquierda y derecha en México y en sus 32 entidades donde podemos encontrar una diversidad de grupos, tribus y hasta sectas que se dedican a hacer tiraderas como las de #Residente en contra de sus adversarios políticos, a las que vulgarmente se les denomina cómo grilla.

Claro está, que la diferencia entre las letras del autor referido y la mayoría de los referentes de la política mexicana tienen grandes diferencias, no solo por la complejidad de una rima consonante, sino porque el autor #Residente, pasó por la universidad de Artes Plásticas de San Juan de Puerto Rico y posteriormente obtuvo una beca en el Savannah College of Art and Design en Georgia, Estado Unidos, situación que no se da en a especie en el genero de la política mexicana. Allí radica una gran diferencia que hace más interesante de analizar a la tiradera que la grilla.

Siguiendo con la narrativa, el tercer video que se me hace interesante se denomina “Quiero ser baladista”, en el que #Residente junto a #RickyMartin exponen la historia del primero de ellos, intentando alejarse del golpeteo y de la esgrima musical contenida en sus tiraderas para mejor dedicarse, cito: a “Hacer manualidades para vender en primavera.Regar las plantas con la manguera. Abogar por La Paz mundial en la tierra cada vez que haya guerra.”

Hoy, considero que no estaría mal retomar para aquellos que estamos inmersos de forma temporal en la vida pública escuchar esta obra musical y poder aportar un poco de buenos ejemplos y buenas ideas a una sociedad que hoy en día esta muy revuelta, y por ello, como dice #Residente hoy, todos deberíamos ser tal vez no baladistas, pero sí humanistas.

Te puede interesar Opinión | Estancado y en retroceso el combate a la corrupción | Y la vida siguió.. | Hugo Alday Nieto

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp