Inicio Noticias Opinión | El imperio de las ilusiones: casino, religión y only fans...

Opinión | El imperio de las ilusiones: casino, religión y only fans | David Lara Catalán

Por David Lara Catalán

Cancún, Quintana Roo. William Leach, citado por Kewrryn Higgs, escribió en 1993 un libro titulado “Land of Desire: Merchants, Power, and the rise of a New American Culture”.

En él describe: “Los rasgos cardinales de la cultura -americana en los últimos 100 años- fueron la adquisición y consumo como medios para alcanzar la felicidad, el culto de lo nuevo, la democratización del deseo y el valor del dinero como la medida predominante de todo valor en sociedad”.

“Significativamente, señala oportunamente Higgs, fue el deseo individual lo que se democratizó, más bien que la riqueza o el poder político”.

Sociedad de consumo

Creo que no habría dudas respecto a que el deseo individual es lo que sustenta, en conjunto con otras variantes, de modo radical a una sociedad de consumo, es decir, la aspiración a tener, comprar, poseer, dominar, y con esto dar sentido a las vidas humanas.

El deseo individual no sólo se democratizó, sino que se ha extendido en el tiempo y el espacio con, cada vez, mayor ahínco y fortaleza.

Tener es el leitmotiv del hombre moderno.

Ser es algo así como un problema ontológico que es parte de la historia del pensamiento filosófico y que definitivamente ya pasó de moda.

El sentido de la felicidad

¿Qué es lo que en este siglo XXI parece dar sentido a la felicidad? Me parece que en buena medida sigue siendo la adquisición de medios. Aunque matizados en formas inverosímiles hasta hace algunos años.

Subrayo tres ámbitos del deseo que han cobrado relevancia en los últimos años: casinos, religión y sexo.

Al interior de cada uno de estos ámbitos se desenvuelven estrategias de consumo con la firme intención de proveer felicidad y consuelo justamente debido a la carencia de sentido de la vida humana.

Casinos

Empecemos por los casinos. En el marco de la pandemia que debía mantener alejada a la población de todo contacto los casinos han estado abiertos y no sólo eso, sino que también se han llevado enormes ganancias de aquellos incautos que creen que le podrán pellizcar algunos dólares a las máquinas o a los dealers.

Señala la Asociación Estadounidense de Juegos que los casinos de Estados Unidos establecieron un nuevo récord para la mayor cantidad de dinero ganado en un solo año, con 44.150 millones de dólares. La riqueza de unos es la tristeza de otros, pero…

Religiones

Las religiones han proliferado y desde luego tienen sus iglesias y también acumulan recursos económicos de mil maneras.

En el marco de la crisis generada por el coronavirus, diversas diócesis católicas a lo largo y ancho de Estados Unidos recibieron ayuda respaldada por los contribuyentes a través del “Paycheck Protection Program” (Programa de Protección de Pago).

Las 112 Diócesis que han compartido sus estados financieros auditados, además de iglesias y escuelas que supervisan, recibieron al menos $1,500 millones de dólares en ayuda procedente de los contribuyentes. Desde luego no sólo las iglesias católicas, sino también otras religiones.

De 2018 a 2022 las ganancias de Joel Osteen, un telepastor texano, ascendieron a 904 millones de dólares.

Es de los más grandes ejemplos, desde luego que hay ejemplos más pequeños -en ganancias- y quisiera pensar que seguramente habrá pastores y líderes religiosos que no los mueva el lucro.

La ilusión de llegar al paraíso después de esta vida sigue siendo un aliciente que desde luego hay que consumir. En general, “las casi 200 Diócesis en los Estados Unidos, dirigidas por obispos y cardenales, y otras instituciones católicas recibieron al menos $3,000 millones de dólares.

Sexo

En el marco de las ilusiones, no se puede escapar la cuestión sexual. Sin duda el deseo en su mejor forma de democratización.

Solo como ejemplo: Only Fans, esta compañía basada en Londres y lanzada en 2016 ha sido, según los expertos, como la gran ganadora en medio de la pandemia.

De acuerdo con el Financial Times, la plataforma obtuvo ingresos de 390 mdd y beneficios antes de impuestos de 74 mdd.

La propia compañía confirmó que la base de usuarios totales es de alrededor de 120 millones de usuarios diarios, claro que también da empleo: ya pasó de 150 empleados a poco más de 400.

El imperio de las ilusiones -sexo, casinos y religión- ejercen según lo entiendo un poder descomunal en los consumidores. Ni qué decir del tema de las drogas, esta es una historia aparte, con grandes entramados y complicidades a nivel global.

Me parece que no debíamos cerrar los ojos -o la mente- ante el impacto que todo esto tiene en nuestro mundo tan global.

Te puede interesar Opinión | ¿Nunca rendirse o la apología de la trampa?; ética en el mundo global: Rafael Nadal y Tom Brady | David Lara Catalán