El gobierno de la 4T ha puesto en marcha un sistema de transporte, con la ayuda de los empresarios locales, para reducir los tiempos de traslado y la imagen de la Zona Hotelera, generadora de la mayor derrama económica del Estado.

Por Grupo Pirámide

Sincrodestino es un libro de de Deepak Chopra que muestra, según su descripción, el poder de las coincidencias significativas. Es un libro que, además de información científica, aborda métodos de relajación y meditación muy innovadores e interesantes para encontrar la paz interior.

Para entender la sincronicidad hay que ir a la raíz del neologismo: sincronía es la “coincidencia de hechos o fenómenos en el tiempo”, según la Real Academia Española.

Esta semana autoridades estatales, encabezadas por la gobernadora Mara Lezama, y la alcaldesa, Ana Paty Peralta, inauguraron un esperado sistema de transporte público para el traslado de miles de trabajadores y millones de turistas que, año a año, se desplazan al corazón económico de Cancún, Quintana Roo y México.

El proyecto fue largamente pergeñado y tuvo varios intentos fallidos que nunca se materializaron.

Alguien siempre estaba en desacuerdo, sin ver qué, de lo que se trata, en el fondo, es nada menos que dignificar el traslado humano, que ahora se hará a través de 4 rutas en las que habrá 100 autobuses nuevos que tendrán un efecto directo en la disminución del tiempo de traslado, estimado en unos 20 minutos.

Para ello, están ya circulando unidades nuevas y operadores altamente calificados, de acuerdo se lee en el proyecto, en las rutas serán Lak’in – Zona Hotelera, Rehoyada – Zona Hotelera, La Joya – Zona Hotelera, 20 de Noviembre – Zona Hotelera

Estas unidades tendrán la posibilidad de pago con tarjeta que se podrá adquirir en tiendas de conveniencia y hacer más ágil el cobro. Sistema similar de usa en Monterrey con la tarjeta Feria.

Fallido sincrodestino

Es de recordar que Quintana Roo ya tuvo sincronía política sexenios atrás, un sincrodestino, como diría Chopra, cuando gobernó el PRI: había presidente, gobernador y alcalde del tricolor.

¿En qué se tradujo eso en beneficio de mejoras en la calidad de vida?: de esa época se recuerdan el colapso del sistema de transporte con cortes generalizados y bloqueos.

La sincronía política que hoy vive Quintana Roo ha generado un desarrollo inédito, sobre todo para el sureste del país, con niveles de crecimiento que rondan el 7 por ciento, muy lejos del casi nulo crecimiento del PIB que tuvo durante décadas, muy volcados al norte del país.

Esta nueva etapa de sincronía política ha servido, en ese sentido, para abonar a desarrollo con obra pública estratégica, como lo son el Tren Maya y el puente sobre la laguna Nichupté, pero también, para las condiciones de vida como lo es la movilidad, esencial en el día a día, en el humor cotidiano y el avance hacia otro nivel de comunidad, organizada y pujante como lo es Cancún.

Hay reconocer que ver que las coincidencias son poderosas y tienen un origen y un destino, como dice Chopra y hay que aprender a descifrarlas.

 

Te puede interesar: Revela Sedena ‘fallas humanas’ y de tornillos en Tren Maya

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp