Inicio Noticias Asociaciones Civiles Especial | Altruismo en tiempos de coronavirus (parte 2/3) | Cuando los...

Especial | Altruismo en tiempos de coronavirus (parte 2/3) | Cuando los vulnerables son más vulnerables

Altruismo en tiempos de Coronavirus, Fundación Pak Pak
Festejo de cumpleaños de una de las beneficiarias de Fundación Pak Pak. Enero de 2020.

Para fomentar la interacción y que no se extrañen tanto, Merli Gómez, de Fundación Pak Pak les pidió a los abuelitos, vía WhatsApp, que mandaran una foto con su cubrebocas puesto. Las pantallas de los teléfonos se llenaron de rostros marcados por los surcos de la experiencia. El protector azul que oculta la mayor parte de las caras, centra la atención en esas miradas profundas, llenas de experiencias inimaginables.

“Es un cambio muy radical, sabemos que ellos necesitan este espacio y, con la finalidad de protegerlos, los estamos monitoreando por teléfono. Si alguno necesita medicamento, pañales o algo, buscamos la forma de llevárselo”, explica la coordinadora de actividades de esta asociación civil que sostiene una casa de día para adultos mayores.

Antes del resguardo

Afortunadamente, esta organización no padeció un recorte tan drástico de donaciones como otras. Si bien las cosas han cambiado, definitivamente, todavía hay gente que sigue compartiendo recursos con ellos y sus 526 adultos mayores afiliados. A través de la fundación, los abuelitos tienen acceso a atención psicológica y actividades físicas, pero todo se ha detenido ante la contingencia.

Previo a enviarlos a sus casas a resguardarse, lograron darles consulta médica y proveerles de despensas con la canasta básica, así como kits de higiene personal. Muchos de ellos son empacadores voluntarios en el supermercado, y al ser enviados a descansar perdieron su única fuente de ingresos, lo cual, desgraciadamente, le da otra dimensión a su nivel de vulnerabilidad.

Clase de decoración de botellas en Fundación Pak Pak. Enero de 2020.

Los adultos mayores no sólo son uno de los sectores vulnerables ante el nuevo coronavirus SARS-Cov2, sino que en condiciones normales, según datos del “Informe de pobreza y evaluación 2020” del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en Quintana Roo, un 30 por ciento de la población mayor a 65 años se encuentra en situación de pobreza.

Aislamiento total

Desde el primer momento supieron que habría que tomar medidas extremas. Fundación Ciudad de la Alegría cierra sus puertas: nadie entra ni sale. Se ofrece a los voluntarios casa y sustento para que no abandonen la institución que alberga 13 organizaciones; muchos aceptan, otros se van a casa con sus familias. Lo primordial es proteger a todos los habitantes de las casas hogar.

Altruismo en tiempos de Coronavirus, Ciudad de la Alegría
Equipo de trabajo de Fundación Ciudad de la Alegría, frente al icónico monumento del lugar. Abril de 2020.

“Nuestros colaboradores de mantenimiento, limpieza, cocineras… viven la contingencia con nosotros. Todo el tiempo tenemos necesidades, entonces no pueden ir a sus casas, ir al super y luego entrar al hogar de los abuelitos, que son sumamente vulnerables. Les dijimos: ‘vive aquí, tenemos varios cuartos, te doy comida, te lavamos la ropa…’. Los tenemos aquí con tal de estar seguros”, afirma Katty Rosado, directora general de dicha organización.

Más allá del sector vulnerable de los adultos mayores que viven en el asilo, y que representan 41 de los 121 habitantes de la institución, técnicamente toda su población cae en algún punto de vulnerabilidad: hay gente con carencia alimentaria y enfermos terminales con inmunodeficiencia dentro de Hogar Cafarnaum, igualmente, las cuidadoras de varias casas son religiosas que rebasan los 60 años. No se puede correr el más mínimo riesgo.

Altruismo en tiempos de Coronavirus, Hogar Cafarnaum
Madre con uno de los habitantes del hogar Cafarnaum, dentro de Fundación Ciudad de la Alegría. Foto de archivo.

Sin embargo, aunque están justificadas, estas medidas también complican la atención a las más de 48 mil personas que anualmente reciben algún apoyo. Entre gente de otras fundaciones que se acercan a ellos, gente que toca la puerta pidiendo ayuda y referidos de otros beneficiarios, se suma un número importante de personas. Además, son los únicos que le dan asilo y protección a otro sector sumamente vulnerable ante esta pandemia: las mujeres víctimas de violencia.

“Estamos cerrados y esa población está en ­­­su casa, necesitándonos. Al estar encerrados en un cuarto, los términos de violencia son más graves y nosotros no podemos recibirlas”, lamenta.

Cuestión de género

La situación de las mujeres en Quintana Roo es tan complicada que está activa la alerta de género desde 2017. Según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, dos de cada tres mujeres en la entidad reportaron haber sufrido algún tipo de violencia, entre las que destaca el ámbito de la pareja (42.7 por ciento) y el ámbito comunitario (39.5 por ciento).

Una de las principales organizaciones involucradas en este tema es el Centro Integral de Atención a la Mujer (CIAM) Cancún. Su directora, Irma González Neri, platica que uno de los principales programas que estaban desarrollando, que brindaba acompañamiento a las víctimas de violencia de género, se ha visto interrumpido por la propia naturaleza de los casos, pues muchas veces el agresor está en casa.

Altruismo en tiempos de Coronavirus, CIAM Cancún
Cierre de semestre de los talleres del Club de la Paz, de CIAM Cancún. Diciembre de 2019.

“Les preguntamos si estaban de acuerdo en que el acompañamiento se les diera a través de videoconferencia o llamada telefónica; sin embargo, la realidad de estas personas es que viven en una situación de vulnerabilidad muy grave, empezando por el tamaño de la vivienda, donde no tienen un espacio privado para una llamada”, explica.

Por lo anterior, se han visto en la necesidad de frenar este tipo de iniciativas, aunque siguen monitoreándolas vía telefónica. En este sentido, han tenido que intensificar su atención en casos de solicitudes de auxilio, donde se les canaliza ante las autoridades correspondientes y se continúa el acompañamiento.

Vulnerabilidad

Adicional a esto, otra medida fue el lanzamiento de una guía de actuación para las mujeres en situación de violencia durante el aislamiento, que compila un directorio de teléfonos de atención, así como de medidas preventivas y demás información que puede salvar vidas, afirma la directora del CIAM Cancún.

Donación de CIAM de 50 despensas a mujeres con escasos recursos. Abril de 2020.

Lamentablemente, ninguna de estas situaciones de vulnerabilidad es nueva, pero vinieron a recrudecerse con la pandemia y sus medidas sanitarias. Las diferentes organizaciones filantrópicas consultadas por Grupo Pirámide para este trabajo periodístico coinciden en que al regresar a la “normalidad” se deberá mejorar la atención, reinventarse y elaborar mejores estrategias de alcance. Ninguna de ellas habla de rendirse.

***

Primera parte: Altruismo en tiempos de coronavirus | Cierres y cancelación de donativos

Tercera parte: Altruismo en tiempos de coronavirus | Resiliencia: A puerta cerrada, pero con la esperanza intacta

1 COMENTARIO

  1. buenas tardes bien es cierto que la.pandemia redujo el apoyo , a los sectores sociales más vulnerables, que daban las empresas de hotelería y gastronomía con sus generosos donativos económicos y en especie.
    Propongo a estas instituciones solicitar la solidaridad economica y en especia (algunas, no todas)de las empresas que están siendo beneficiada con la pandemia, como son;
    Farmacias, clini-cas, oxxos, almacenes de supermercados, bancos, cervecerías, etc

Los comentarios están cerrados.