Inicio Columnas Opinión | Cada loco con su tema; el salto de las frases...

Opinión | Cada loco con su tema; el salto de las frases a los hechos es otro asunto | David Lara Catalán

Por David Lara Catalán

Cada loco con su tema es una frase coloquial cargada de oportunidad y, a veces, tan carente de sentido, como lo son tantas otras frases, por ejemplo: Debemos educarnos para tener un futuro mejor.

Los niños son el futuro del país y del planeta.

Debemos fomentar la lectura y las bellas artes, esto evitara vivir las atrocidades del pasado, entre otras muchas más, desde luego.

Las frases son eso: frases

Dar el salto de las frases a los hechos es otro asunto. Tal vez se requiera fuerza de voluntad o tal vez congruencia, o yo no sé exactamente que sea necesario para dar verdaderamente ese salto y transformar nuestras realidades, particulares o colectivas, en mejores oportunidades de vida para nuestras sociedades.

Gran parte de la población global mira estupefacta la invasión de Rusia a Ucrania, y digo que gran parte porque no todos, hay mucha gente a la que este tema ni les va ni les viene.

La muerte de gente inocente es verdaderamente lamentable y las repercusiones globales lo serán mucho más, particularmente las económicas.

Vivimos aún los estragos de una pandemia y por si nos hiciera falta un poco más, pues ya tenemos visos de lo que podría ser la Tercera Guerra Mundial.

Muchos países y particulares están en la búsqueda de llegar al planeta Marte

Elon Musk ha señalado que el viaje podría costar unos 500 mil dólares y que podría bajar hasta 100 mil dólares, todo depende de la demanda.

La NASA tiene un presupuesto en este 2022 de más de 24 mil millones de dólares para, entre otros objetivos, “comprender mejor el planeta Tierra en el marco del cambio climático”.

No sé si lo que buscamos es trasladar nuestros problemas terrenales a otro planeta, pero la inversión económica ha sido mayúscula para saber qué hay por allá.

Desde luego que no se pueden minimizar los esfuerzos científicos al respecto, pero…

Mientras tanto aquí en California se ha vivido la peor sequía en muchos años, 2021 fue el segundo año más seco en la historia y el número de homeless va en aumento y ni qué decir de los efectos del cambio climático.

En otros países se busca someter a consulta la revocación de mandato. No importa cómo ni cuánto cuesta, hay que hacerla.

Al final será la mejor herramienta para decir “la gente lo pidió y me quedo” o “solamente los fifis, siempre tan conservadores, quieren que me vaya”.

Mientras tanto las limitaciones económicas en temas de salud y educación siguen haciendo de las suyas, y ni qué decir del tema de la corrupción, ésta va galopando gozosamente.

Entre gritos, lágrimas y acusaciones de quién fue primero, o si los de antes eran peores, nada que tenga que ver con corrupción se aclara.

Me parece que si en este momento hubiera un gesto de humildad y reconocimiento de las condiciones que se viven este acto le daría a este gobierno más legitimidad que la famosa revocación de mandato.

Pero, en fin, cada loco con su tema

Y no solo habría que mirar hacia afuera de nosotros, dentro de cada uno parece vivir un loco que se mueve al ritmo de su tema sin importarle absolutamente nada ni nadie.

El peor gesto de crueldad humana es la indiferencia con la que nos movemos en un mundo cada vez más polarizado por la envidia y el egoísmo, por las ansias de poder y por la apatía de una inmensa mayoría que dice querer mejores formas de vida, pero o no sabe qué hacer o le importa un carajo la vida humana, la propia y la de los demás.

Te puede interesar Opinión | El imperio de las ilusiones: casino, religión y only fans | David Lara Catalán