El cambio en la dirigencia estatal, con la salida de Patricia Casados Pajón, supone un timonazo que retornaría el “partido de la estrella” a las viejas prácticas que orillaron al instituto político casi a la extensión: con la designación de espacios a familiares y amigos del ex líder, Hernán Villatoro Barrios.

Invitarían a la senadora Marybel Villegas Canché a ser parte del nuevo proyecto, para disputarle Cancún a su aliado, Morena, que enfila a Ana Paty Peralta a una candidatura segura.

 

 

Por Luciano Nuñez

La historia es terca: se repite. Así lo han fundamentado filósofos como Schopenhauer, en «El mundo como voluntad y representación» y Nietzsche, en «Así habló Zaratustra». En la literatura abordó Jorge Luis Borges ese concepto del “eterno retorno” que se refiere a la circularidad de los acontecimientos. Es decir, que la historia no es una línea recta sino que presenta un ciclo con curvas que pendulan, más o menos parecidas, con lo bueno y lo atroz.

Para el PT lo primero no son los pobres, es la familia

Así reseñaba la prensa local al PT en 2016: Lorena Martínez Bellos fue dos veces regidora y Hernán Villatoro tres veces diputado local, plurinominal.

La historia del PT en Quintana Roo tiene mucho que ver con su antiguo líder, Hernán Villatorio Barrios, un maestro normalista que llegó desde Chiapas y puso las bases del partido de la estrella en un estado dominado por el PRI. Estuvo decenios al frente del partido, siempre en un rol de aliado, ya sea del PRD o el desaparecido Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano.

Los vicios y escándalos no estuvieron ajenos al partido de izquierda, acaso el más notorio fue la designación de candidaturas, siempre en manos allegadas: familiares y amigos. Además de la ostensible solvencia económica de sus líderes, que comenzó a hacer ruido con un discurso de izquierdas en el que AMLO afirma que, “primeros son los pobres”. En el PT de Quintana Roo ha sido siempre: “primero la familia”, como en organizaciones que emergieron de Italia. Villatoro Barrios fue diputado tres veces: en 2008-2011; 2013-2016 y 2019-2022; y su ex esposa, Lorena Martínez Bellos, en al menos dos ocasiones fue regidora, espacio que ostenta hoy en Cancún.

No menos escandalosas fueron las denuncias por la presunta violación de su líder a una periodista, y el involucramiento en el crimen del regidor de Othón P. Blanco, Marco Antonio May Molina, en el año 2014. Sin embargo, la dirigencia nacional lo mantuvo en el poder.

Delegada que llegó y se fue

Desde 2019 y hasta este 16 de noviembre de 2023, Patricia Casados Pajín fungió como como comisionada política nacional del PT.

En el año 2019 llegó a Quintana Roo la delegada Patricia Casados Pajín, quien vino con mucha energía para rescatar la formación y una visión más apegada a la izquierda: solvencia intelectual y liderazgo de propuestas. En ese nuevo capítulo ingresaron perfiles como Hugo Alday Nieto y Alicia Tapia Montejo, ambos diputados locales; y los perfiles de Vanessa Piña, en Bacalar; y Jorge Portilla, en Tulum.

El partido tomó un crecimiento notable gracias a un nuevo discurso, lejos de las anacrónicas peroratas de los años 70 de Villatoro, cuando la lucha era contra el capital y la plusvalía, que a él, le reportaron propiedades en suntuosas zonas residenciales de Cancún y Bacalar, y una flotilla de autos que impresiona.

La gestión de Casados tomó vuelo rápidamente al fijar posturas contundentes, por ello, no es casual que el PT Quintana Roo hoy ostente el mayor crecimiento en el país, pero siempre acompañando a la gobernadora Mara Lezama. Sin embargo, la delegada fue cesada recientemente de su función, aseguran, en su pugna por recuperar un espacio federal, con el que Jesús Pool Moo ingresó años atrás a la cámara baja federal, y el siglado en dos municipios: Bacalar y Tulum. No pudo, no convenció, y ahora el partido está en la senda del retorno a los viejos cuadros, a los mismos nombres y las idénticas prácticas que lo relegaron casi a la extensión, con votaciones que no pasaban del 3 por ciento.

En nuevo delegado, Gerardo Rodríguez, pertenece a la generación de Hernán Villatoro en el partido de la estrella, a quien aseguran, es muy cercano.

Así, con la llegada de Gerardo Rodríguez, de la generación y afín a Villatoro, parece el PT se pondrá en postura de franco desafío a la alianza y, más que nada, a la gobernadora. Una jugada al filo del abismo: crecer solos o desaparecer.

Invitación a la senadora Villegas

La senadora Marybel Villegas Canché y su líder y mentor político Ricardo Monreal.

Fuentes aseguran que su primera acción es invitar a la senadora Marybel Villegas Canché como cuña para abrir los espacios negados, además de los viejos perfiles como la regidora Lorena Martínez (como se dijo, ex esposa de Villatoro), la ex diputada federal, Ivanova Pool, el dirigente de Puerto Morelos, Juan Pablo Aguilera y toda una serie de nombres del viejo PT.

El pronóstico es desbandada y un discurso de oposición

También debe decirse que, en una alianza, no es justo dejar a un socio con las manos vacías: el Partido Verde abarcó gran parte de ese pastel político, que antes estuvo dividido: con la candidatura del PT en Bacalar, una diputación federal y dos posiciones en el Congreso del Estado local. Hoy, sólo tiene dos diputados locales y ninguna posición en el organigrama del gobierno del estado.

Todo puede pasar en las próximas semanas si la negociación con el líder nacional, «el profe» Alberto Anaya, no llega a buen puerto en la alianza de la 4T para Quintana Roo; con un Movimiento Ciudadano listo para recibir a petistas relegados y que entraron en la última etapa al partido de la estrella; además de una «vieja guardia» que está al acecho y de regreso con todo para tomar de nuevo el barco y por asalto.

Volviendo a la teoría del «eterno retorno», lo que con años se construye pasa a un fuego que deja cenizas para volver a comenzar. Así, al PT Quintana Roo le esperan el inicio de un nuevo ciclo, después de haberse levantado de la lona para volver a los golpes, ya no contra la oposición de la «derecha y la oligarquía», sino contra su mismo aliado.

¿A qué discurso apelará?

 

*****

Luciano Núñez Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Catamarca, Argentina. Postgrado de Opinión Pública por FLACSO y diplomado en géneros periodísticos en La Salle, Cancún, e Historia de Quintana Roo en la Universidad del Caribe y Sociedad Andrés Quintana Roo. 

Trabajó en medios de comunicación de Argentina y México y publicó los libros Voces que Vuelven, Tan Lejos y Otra Vez en Casa y la novela Magnificens Cancún, editada por Miguel Ángel Porrúa

Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún y Solidaridad, Playa del Carmen.  

Actualmente es director general de Grupo Pirámide y Vértice.

 

Nadería anterior: Naderías Totales | Ningún León le ruge a la 4T: ¿Por qué Milei ganó en Argentina y Sheinbaum se consolida rumbo al 2024 en México?   

 

 

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp