El ex Presidente de Estados Unidos Donald Trump compareció ayer en el juicio civil en su contra por fraude en Nueva York y confrontó al juez del caso, aunque reconoció haber ayudado a reunir documentos que establecían el valor de sus propiedades.

«Los veía, y quizá en alguna ocasión tenía algunas sugerencias», dijo el acusado poco después de subir al estrado en un tribunal en Manhattan.

Los estados financieros de la Organización Trump, que un juez ya estableció que fueron llenados de manera fraudulenta, son el elemento central de la demanda de la Fiscal General de NY, Letitia James. La Procuradora ha acusado a Trump y a otros de manipular los documentos de la empresa para defraudar a bancos y aseguradoras.

El testimonio del ex Mandatario, que duró aproximadamente cuatro horas, contenía reiterados comentarios fuera de lugar y quejas sobre el caso, sobre la Fiscal y el juez que decidirá el fallo, Arthur F. Engoron.

El juez se sintió frustrado al intentar repetidamente frenar a Trump, quien calificó el proceso en su contra como un «juicio injusto«.

Agregó que el caso, al que se refirió como una «desgracia», no le hace sentido porque los bancos estaban contentos con los acuerdos que cerraron con él.

«Es interferencia electoral porque quieren tenerme en este tribunal todo el día», dijo el también candidato a la Presidencia, y se refirió a Engoron como «hostil», al tiempo que le dijo al fiscal que lo cuestionaba que debería estar «avergonzado».

«Esto no es un mitin político», reprochó el juez en algún momento. Con información de Grupo Reforma.

Te puede interesar Tulum | Viola Diego Castañón leyes electorales: promociona su imagen, y además, lo hace con menores de edad

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp