Ayer jueves compareció el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, Rubén Oyarvide Pedrero, quien reconoció que uno de los principales retos en esta administración es reducir la incidencia delictiva de los dos municipios más conflictivos del estado: Benito Juárez y Solidaridad.

Otro cuestionamiento que le hicieron fue sobre el rumor de una deuda que posee la Secretaría de Seguridad Pública, respondiendo que en efecto el organismo tiene compromisos financieros por 970 millones de pesos, la mayoría contraídos en el periodo de 2021 y 2022.

Al reunirse con los legisladores destacó que el trabajo de combate a la delincuencia y recuperar la tranquilidad de las familias es “no se trata de protagonismo sino de resultados”.

“Si bien la percepción general de los quintanarroenses es que toda la entidad se encuentra en agobiada por la delincuencia, lo cierto es que los demás municipios tienen una incidencia muy baja, a excepción de Othón P. Blanco, con un nivel bajo”.

Señaló que actualmente se tienen registrados seis mil 353 elementos policíacos activos, siendo una de las principales preocupaciones el garantizar que van a realizar un trabajo transparente y acorde a las normas.

Hasta el momento ya avanzamos en la evaluación del 99% de estos agentes, de los cuales aprobaron cinco mil 484, lo que representa el 86%. Sólo 738 no aprobaron los exámenes de Control y Confianza, siendo esto parte de la ‘limpia’ que estamos realizando al interior del instituto”, acotó.

Comentó que se tienen abiertas 20 carpetas de investigación por parte de Asuntos Internos por un mal comportamiento en el cargo o involucramiento con organizaciones criminales. Con información de Novedades Quintana Roo.

Te puede interesar Duro enfrentamiento Sheinbaum VS Monreal por publicaciones de Layda Sansores

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp