Un juez federal en Mérida ha intensificado la presión sobre el proyecto del Tren Maya, al ordenar al gobierno que detenga inmediatamente las obras en el tramo 5 sur, tras no encontrar evidencias de que se estén respetando las condiciones estipuladas en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Este dictamen representa un serio contratiempo para uno de los proyectos insignia de la actual administración.

La decisión judicial resalta la falta de pruebas concretas que demuestren el cumplimiento de las medidas ambientales necesarias para la protección de recursos naturales críticos en la zona, como son los cenotes, cavernas, arroyos y ríos.

La orden de suspensión definitiva de las obras, notificada desde el pasado 22 de enero, busca prevenir daños irreversibles a estos ecosistemas únicos.

Adrián Novelo, juez Primero de Distrito en Yucatán, ha emitido un ultimátum a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), otorgándoles tres días para presentar un informe detallado sobre las medidas de verificación y vigilancia implementadas para asegurar el cumplimiento de las condiciones ambientales. Además, ha advertido sobre posibles multas en caso de incumplimiento. Con información de Diario de México.

 

 

Te puede interesar: Jaguar Negro | “Varguitas Aldana” no levanta y podría ser movido del distrito federal 3 en Quintana Roo

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp