Si la obra del Tren Maya no se detiene, asegura el biólogo Roberto Rojo, el futuro será terrible. Actualmente, las obras se realizan en desacato a la suspensión ganada por activistas.

El biólogo Roberto Rojo nuevamente hizo un llamado a cuidar el presente para evitar un futuro ambiental desastroso, «estamos matando la vida y esto tiene qué parar».

Desde una cueva, en la que detrás suyo se observa la perforación de ésta y en la que en los próximos días instalarán los pilotes de cemento recubiertos de metal que sostienen al Tren Maya, el experto solicitó al gobierno federal detener la construcción de esta obra en el tramo 5, ya que existe una suspensión por un juez que no ha sido acatada.

«No ha sido nada fácil documentar el ecocidio con el Tren Maya: árboles caer bajo el poder de las máquinas, hemos visto las cuevas destruirse, ceder ante el metal y ante la ignorancia. Si la gente supiera el valor real de estos lugares, biológico, geológico, cultural no haríamos estas cosas», afirmó.

Insistió en que es importante que los ciudadanos entiendan el valor de la naturaleza, del agua y en general de la vida, porque va más allá del valor económico.

«Conservar la naturaleza es nuestro pase al futuro, destruirla de manera absurda y brutal, que lo hemos estado haciendo, solamente nos asegura un futuro obscuro, terrible, triste, estamos matando la belleza, la vida y esto tiene qué parar», reiteró el biólogo.

Te puede interesar: Anuncia Santiago Nieto que acudirá a la Sala Superior del Tribunal Electoral federal

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp