En una emisión más de Debate Directo, diputados del Grupo Plural analizaron las condiciones de Cancún que, pese al auge turístico, está asolado por las condiciones de pobreza laboral y cinturones de pobreza.

El primero en opinar fue Ricardo Velazco, quien dijo que tiene 33 años viviendo en el destino y recordó que Cancún ha dado cobijo a muchos migrantes desde 1960 cuando se desarrolló como un proyecto turístico.

«Quienes hemos vivido aquí durante bastante tiempo, nos maravilló no solo por sus riquezas naturales, sino también la convivencia que se fue generando a través de los años en esta bella ciudad. Celebrar 53 años de Cancún es importante para reflexionar qué es lo que nos falta», destacó.

Añadió que el destino cuenta con más de 40 mil cuartos hoteleros, pero también hay muchos cancunes en donde los contrastes son muy marcados: zonas irregulares, colonias, regiones, zona hotelera y centro.

Al respecto, Hugo Alday Nieto indicó que «somos una ciudad joven con problemas de viejo. Creo que hemos venido acarreando muchos problemas por el rápido crecimiento. En materia marcaria, se dice que hay muchas marcas que mueren de éxito, son marcas que se vuelven tan famosas que pasan a ser de dominio público y se acaba la exclusividad».

Consideró que en Benito Juárez pasa algo semejante, porque nace con tanto éxito económico y turístico y su mismo crecimiento ha rebasado a las autoridades para empatar un desarrollo por poco presupuesto para alcanzar el crecimiento exponencial que ha tenido.

«No ha alcanzado el tiempo para ir regularizando, metiendo la mano y trabajando de manera conjunta con ejidos, con inversiones, aunado a una zona hotelera a la que le falta mucha inversión y en la que hay que seguir trabajando», señaló.

Guillermo Brahms remató: «nos hemos confiado de una joya turística. Caímos en el desorden estructural y en el desorden urbano, que nos traído muchos problemas. «Tenemos una sociedad que pide a gritos servicios básicos y una mejor vida. Somos gente que sabemos trabajar».

Sobre los retos a corto plazdo, Velazco exhortó a llevar al desarrollo a donde no ha llegado, «porque hay aproximadamente 80 mil habitantes viviendo en condiciones de pobreza. Es un compromiso que tiene el empresariado turístico, de ser realmente empresas de responsabilidad social, porque las tasas de ganancia deben corresponder a mayor contribución de impuestos y estos canalizarse a las zonas en donde hay una deuda pendiente de servicios públicos, escuelas, seguridad, etc.».

Al hablar del sindicalismo obrero dijo que éste ha sido cómplice de la industria hotelera, «se tiene el compromiso con los obreros de que se les reivindique el salario con poder adquisitivo que les permita cumplir sus necesidades básicas de educación, salud y vivienda. Esto cada vez es más difícil, los salarios son de hambre, las jornadas laborales son extenuantes y si le agregamos las condiciones de vida en sus comunidades, la deuda pendiente es grandísima y debemos de reflexionar».

«El gobierno que encabeza Mara Lezama debe impulsar un compromiso de vivienda popular para el sector de la población que no tiene cobertura de Infonavit o Fovissste, esa gente que se ve obligada a vivir en condiciones infrahumanas», reflexionó.

En ello coincidió Alday Nieto: «sería importante sentarnos los tres niveles de gobierno porque tenemos más de 5 mil hectáreas que están privatizadas y en las que es socio el estado. Dentro de eso tenemos miles de familias que viven una necesidad urgente de servicios públicos más básicos, agua, luz, calles, transporte y en donde el Estado al ser socio de esta comercialización es cómplice de la situación de abandono».

Expresó que partiendo de ahí se pueden generar mayores recursos para el municipio cobrando prediales y muchos beneficios teniendo alumbrado y seguridad, por ejemplo, en zonas que no lo tienen, buscando la posibilidad de trabajar en drenajes y en dotar de mayor calidad de vida a las familias que más lo necesitan.

«Con los trabajadores es una deuda enorme, partiendo de que necesitamos mayores salarios en los hoteles. Tenemos una gran cantidad de personas que vienen de trabajar todo el día frente a una opulencia monumental y luego en sus casas en unas calles que no son calles, a donde no entra el transporte público, donde no hay luz, zona insegura y sin agua. Necesitamos reivindicar al trabajador, al que hizo Cancún, al que hace Cancún, el que da el servicio», concluyó Hugo Alday

Te puede interesar Entrevista | “Como líder de Morena me toca velar por los intereses del partido y pelear espacios”: Johana Acosta Conrado

 

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp