Por Pájaros en el Alambre

Desde hace unos años Solidaridad se ha convertido en uno de los municipios más disputados electoralmente. La razón es sencilla: hubo alternancia y seguido.

De estar gobernado por el PRI, desde la creación del municipio, pasó a manos del PAN-PRD, con Cristina Torres, hoy secretaria de gobierno; después a Morena, con Laura Beristain y de nuevo al PAN-PRD, con Lili Campos. Es por ello que ahora la pugna vuelva a concentrar toda la atención.

Por un lado estará la actual alcaldesa, Lili Campos, de buen tránsito de gobierno y bien calificada en las diferentes encuestas; y por el otro, la diputada Estefanía Mercado, que antes militó en el PAN-PRD, luego en el Partido Verde, y ahora, acaba de brincarse a la bancada de Morena. Así, se enfrentan una buena gestión contra una candidata que tendrá como soporte una elección presidencial, que siempre tiene un efecto en las locales.

La ecuación de las diputaciones

No menor en esa ecuación serán la candidatura a la diputación. De acuerdo a la nueva redistritación, al municipio de Solidaridad le corresponden el 9 y 10, más un sector del 11. Por el 10 se comenta que iría la actual diputada María José Osorio (respaldada por su cuñado, Mauricio Góngora), del Partido Verde; en el 11, Renán Sánchez Tajonar y una por definir que le corresponde a Morena de acuerdo al convenio de coalición. Incluso Solidaridad abarca parte del distrito 12 que comparte con Tulum.

En Tulum el asunto está muy complejo para Diego Castañón. Además de haber cometido todo tipo de torpezas y descortesías, con un supino desconocimiento de los rieles de la política local, la definición de la diputación debería, en teoría, corresponderle al grupo del extinto alcalde, Marciano Dzul Caamal. El problema es que ese grupo quedó partido en dos: por un lado, su hija Silvia Dzul, actual diputada; y por el otro, el bloque que conforman Ileana Caamal de Dzul, ex esposa de Marciano y Romi Dzul, hermana del que fuera dos veces alcalde, a quienes se suman el movido Martín Cobos y el Profe Córdoba.

Al parecer todo este escenario de divisionismo beneficia a Jorge Portilla, candidato de Movimiento Ciudadano, dueño de una sólida estructura y de fuerte arraigo en el municipio: su padre fue de los fundadores del polo.

Ahora bien, si la candidatura a la diputación se decanta por Euterpe “Tepi” Gutiérrez Valasis, actual secretaria en el Congreso del Estado, como se mencionaba en las últimas semanas, las huestes marcianistas se verían totalmente desplazadas y habría voto de castigo contra el novato Castañón.

Ahora, si la candidatura recae en Silvia, igualmente no se estaría contemplando al otro marcianismo. En pocas palabras, hay pocas candidaturas para tantos grupos. Y para un bloque con la trayectoria, el poder de convocatoria y alcances económicos como el de Ileana y Romi, una regiduría sería una migaja en el océano del poder. Un premio consuelo de baja monta.

Así es como Solidaridad y Tulum concentrarán la atención de operadores, medios de comunicación y se podría generar la sorpresa de esta elección, porque además, los carros completos han sido calamitosos para el estado: donde no hay competencia suele haber mediocridad. Cada semana se acerca la definición y el hilado deberá ser muy fino para no desentonar en la confirmación de un tejido final ordenado.

 

Te puede interesar: Pájaros en el Alambre | Estefanía ya es oficialmente Morena

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí