Que la cancha esté pareja”, argumenta el catedrático y columnista en su artículo de hoy.

“Porque no lo está para los que venimos de fuera, aunque contemos con cualidades que nos hacen aptos para el desarrollo del país en el que decidimos vivir”.

Por Ignacio Alonso Velasco

El futbolista Santiago “Chaquito” Giménez está haciendo historia con su actual equipo, el Feyenoord, en los Países Bajos, gracias a la gran campaña que está protagonizando al haber anotado ya doce goles en tan solo ocho partidos.

Está causando sensación entre los aficionados y prensa neerlandesa, pues de seguir con esta extraordinaria racha podrá culminar la temporada con el máximo récord de goles en un año.

Este joven, de tan solo 22 años, además de ser delantero centro en el Feyenoord, es internacional con la selección mexicana.

Para él es un gran honor vestir “la verde”, gracias a su calidad de mexicano, aunque lo sea por naturalización, ya que él nació en Buenos Aires, Argentina. Con tan solo un añito de vida, en el 2004, se trasladó a México, cuando su padre, Christian Giménez, fue fichado por el Club Deportivo Veracruz.

Un poco de historia

En la historia de la selección mexicana de fútbol, 15 de sus integrantes han sido originarios de otros países. El primero de ellos fue Julio Flores, nacido en Perú, en 1935, seguido de los españoles por nacimiento, Lorenzo Camarena y Antonio López Herranz, también en la década de los 30.

Desde mi punto de vista personal, lo importante a la hora de seleccionar a alguien para ocupar cualquier cargo debe ser su perfil, aptitudes, habilidades, destrezas y conocimientos. Además, para portar la camiseta de la selección nacional debe ser mexicano (por nacimiento o naturalizado, da igual).

Si ustedes observan las alineaciones de selecciones como la de Francia, Alemania y Holanda van a poder descubrir que no abundan los güeros de ojos azules.

Sin embargo, son las mayores potencias futbolísticas, las que ganan torneos, gracias a que han sabido entender que lo importante es la calidad de los jugadores, más que el lugar en donde hayan nacido. Es decir, lo más importante en un delantero es que meta goles y en un defensa que los evite, por ejemplo.

La opinión de un filósofo y goleador: Valdano

Como dijo Jorge Valdano, quien fue jugador, entrenador, comentarista y filósofo del futbol, este deporte es lo más importante de lo menos importante de la vida. Y lo que ocurre en este deporte lo podemos extrapolar a cualquier otro tipo de “cancha”, es decir, a otros ámbitos de la vida.

Si en Europa están felices con el juego de Santiago Giménez es porque es muy bueno para lo que fue contratado, sin importar en dónde estuvo su cuna.

Eso es lo que debemos entender también en México, en donde la cancha no está pareja para los que venimos de fuera, aunque contemos con cualidades que nos hacen aptos para el desarrollo del país en el que decidimos vivir.

Nueva reforma

Para cambiar esta situación es que seguiremos gestionando en Mexicanos de Corazón, A. C., que todos los mexicanos seamos iguales ante la ley.

En próximos días lograremos que en el Congreso del Estado de Quintana Roo se apruebe una reforma constitucional que posibilitará que los mexicanos naturalizados podamos ser miembros de ayuntamiento. De esa forma dejará de haber mexicanos de primera y de segunda categoría.

Te puede interesar Opinión | La AC Mexicanos de Corazón presentó una iniciativa ciudadana para que mexicanos naturalizados puedan ser candidatos a miembros de ayuntamiento | Ignacio Alonso Velasco

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp