Pese a las cientos de batallas perdidas en materia ecológica, hay tres antecedentes que evidencia que el polo turístico ya es una ciudad consolidada en su tejido social.

¿Alcanzará Partido Verde a Morena en esta elección?

Luciano NúñezPor Luciano Núñez

Sueño de miles, tránsito para millones, Cancún cumplió el pasado sábado 54 años de su fundación.

Se trata de uno de los polos turísticos más importantes del mundo y el primero de playas en Latinoamérica, con más de 8 millones de visitantes internacionales y un tránsito de 30 millones de pasajeros en su aeropuerto de dos pistas y cuatro terminales.

El turismo ha tenido un desarrollo quizás comparable con Dubai, con muchas batallas perdidas en materia ecológica: buena parte de su mancha urbana todavía está asentada en zonas irregulares y la contaminación de los mantos freáticos es una realidad que todavía no alcanza proporciones dramáticas, pero sí es verificable con los diversos estudios del agua que dejan al descubierto este daño.

En el “haber”

Grandes extensiones de selva hoy se han convertido en fraccionamientos o desarrollo urbano, que está plasmado en un video que circula desde hace años por las redes y que crece década con década.

En él, la blanca mancha urbana se va tragando desde un punto colindante con el turquesa del mar, buena parte de la extensión de Cancún, cuyo desarrollo se ha conurbado con Isla Mujeres, hacia el Norte; y con Puerto Morelos, hacia el sur.

No escapan a la corrosión humana los arrecifes que presentan coloraciones blanquecinas, de acuerdo con Investigadores del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, en Puerto Morelos.

En 2017, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), señalaba que el estado de Quintana Roo perdió ocho mil hectáreas de manglar en 34 años, gran parte de ellos en Cancún y la Riviera Maya, la zona de mayor desarrollo.

Cuando llegué a Cancún, en 2006, me tocó reportear el cruce de cangrejos azules, que escasamente se ven ahora, y cómo una mujer de Donceles 28 alimentaba a una manada de coatíes que, meses después, fueron envenenados para que se erigieran las moles de Puerto Cancún, que cambiaron la silueta de Cancún.

Batallas ganadas

Dentro de todo ello, hay tres batallas ecológicas que la voluntad ciudadana ha logrado frenar y torcer.

El primer antecedente tiene que ver con el Ombligo Verde, enclavado en el corazón de la zona fundacional de Cancún, donde la administración municipal pretendía construir en 2009 un palacio municipal con cientos de cajones de estacionamiento.

Ombligo Verde

Hubo amparos y marchas que impidieron la llegada de más concreto a uno de los pocos pulmones que le quedan a la zona.

Años después, en 2018, varios grupos ecologistas solicitaron, también por la vía del amparo, impedir que sea construido el Malecón Cancún, donde había especies nativas, manglares y todo tipo de irregularidades para elevar edificios frente a la laguna Nichupté. Fue gracias al amparo de niñas y niños de Cancún, es que un juez impidió la obra.

Malecón Cancún

Como vestigio quedó uno de los edificios, como un símbolo de esa lucha, además de las calles de adocreto, que hoy, forman parte del tránsito y una de las mejores vistas de la ciudad.

Finalmente, el municipio acaba de ser notificado sobre la revocación de los permisos para el desarrollo hotelero Solaris, que pretendía construir un hotel que cercenaba una de las vistas más hermosas de Quintana Roo y del mundo: mirador de Playa Delfines.

Mara Lezama era todavía alcaldesa cuando anunció que la obra quedaría suspendida, cuando ya se habían construidos los paredones que enturbian esa vista que quita el aliento.

Lo anunció el 25 del mayo de 2020. Entre las irregularidades, los hoteleros consideraban como área verde a la playa pública y contemplaban un reducido número de cajones para estacionamiento.

Te puede interesar: Especial | Jorge Hammeken y los “niños verdes” que aprobaron Solaris

Fue el clamor popular el que se hizo sentir en redes y por todo medio para que ello no ocurriera. Playa Delfines siempre fue un imán para los hoteleros que buscan acaparar esa postal que es y será del pueblo cancunense que lo defendió, como se defiende el hogar.

Son pocas, es verdad, tres ganadas de tantas perdidas entre tantas adversidades, pero son tres antecedentes que valen su peso en oro y que revelan la conciencia de una comunidad y la conformación de un entramado social, que comienza a elevar la voz, que comienza a formar lazos que van en un mismo sentido.

Se suele decir que Cancún carece de identidad, sin embargo, la multiculturalidad es su sello definitorio.

Somos de todas partes, de todo México y de todo el mundo, y aquí nos hemos plantado bandera y nos hemos hermanado en esa búsqueda de una vida mejor, de un lugar de desarrollo y de prosperidad.

Adenda política

El Partido Verde izó bandera en Cancún hace unos años, en 2002, cuando ganó por primera vez un municipio con Juan Ignacio García Zalvidea.

Pasarían varios años para que lo repitiera: lo hizo recién en 2016, con Remberto Estrada Barba, de opaco tránsito. Hoy gobierna en el Municipio de Puerto Morelos, donde está de manera consecutiva desde 2016.

En 2022 el Partido Verde logró una elección inédita, con 122 mil votos para diputados, que lo convirtió en la segunda fuerza política, que hoy, tiene a 9 diputados. Compitió en ese proceso contra su aliado, Morena, en el distrito 2, y lo ganó.

Morena alcanzó los 166 mil votos en los 15 distritos y ahora, con todos estos antecedentes: ¿Cómo quedará la ecuación en este proceso?

Aseguran los analistas que el partido del tucán gana cómodamente el distrito federal 1, con Juan Carrillo y que podría quedarse, incluso con el 3, a través de Yamili Góngora, distrito en el que todos compiten contra todos.

Divisiones internas en Morena han alentado el traspaso de Morenos a Verdes, esa es una cruda realidad, ante la errática dirigencia de Johana Acosta y Jorge Sanen.

Al menos en Quintana Roo, Claudia Sheinbaum sobresale por ser la abandera del Partido Verde, con espectaculares por toda la carretera federal.

Algo está pasando en la marea política que va tomando otro color.

 

Te puede interesar: Naderías Totales | La indigencia ideológica de la oposición y el arranque de campañas por las presidenciales municipales de Quintana Roo

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp