En su última visita AMLO dijo, en tono de broma, que se ha “avecindado en Quintana Roo”.
Lleva al menos 15 visitas presidenciales para supervisar obras de gran calado como el aeropuerto en Felipe Carrillo Puerto, Tren Maya, puente sobre la laguna Nichupté y el Hospital Oncológico junto a la gobernadora Mara Lezama.
Estado de México se convierte en la entidad federativa 23 en la que gobierna la 4T, es decir, a más de 90 millones de personas.

 

 

Por Luciano Núñez

El sistema electoral de Estados Unidos no tiene que ver con la cantidad de votos de un candidato, sino con el triunfo en los estados donde hay más delegados o super-electores que, a su vez, votarán ante un colegio electoral. Así, un candidato puede tener más votos directos que otro, como el caso de Hillary Clinton contra Donald Trump, pero pierde la elección porque gana el que obtuvo los estados estratégicos en los que hay más delegados, como California, Nueva York o Texas.

Mensajes desde el Estado de México

Felicita Mara Lezama a Delfina Gómez por triunfo en Edomex - Quintana roo Urbano

En nuestro país existe el voto directo, sin embargo, el triunfo contundente de Morena en el Estado de México, donde ganó Delfina Gómez ayer -por más de 10 puntos-, deja ver un claro mensaje y hace presagiar que la presidencia será un trámite para el partido guinda. Con este nuevo estado (histórico bastión del PRI y del Grupo Atlacomulco) el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena y aliados, logran gobernar en 23 estados a más de 90 millones de mexicanos. No sólo eso, en geopolítica, el Estado de México es la meca electoral: de cada mil votantes en todo México allí están representados entre 120 y 130, según las últimas estimaciones, donde viven casi 17 millones de habitantes, casi el 14 por ciento de la población; Quintana Roo apenas representa el 2.3.

Esto, sumado a la aprobación presidencial, que ronda los 65 puntos porcentuales (incluso con números de medios opositores), hace mensurar que la elección de 2024 dará continuidad a la Cuarta Transformación. Ya a estas alturas nadie lo duda. Sin embargo, la única salvedad la representa la cada vez más álgida disputa entre Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, y el canciller Marcelo Ebrard.

Con lo que ha ocurrido ayer sólo le quedaría a la oposición apostar a que Ebrard, en caso de no ser elegido candidato, se anime a cruzar el río a la costa de la oposición. Algo sumamente improbable, no sólo por sus antecedentes y algunas declaraciones, sino porque tendría escaso margen para derrotar a un Morena bajo estas condiciones. Así, con otra gobernadora en la constelación gubernamental, el perfil femenino gana terreno en un país que históricamente ha sido gobernado por hombres. Tampoco es menor que muchos de estos estados gobernados por Morena han cerrado filas con Sheinbaum.

Lázaro Cárdenas y AMLO

No es para pasar por alto la última visita del presidente a Chetumal. De acuerdo con la numeralia AMLO ha realizado al menos 15 visitas como presidente y, en su último discurso, comparó que casi ya vive en la capital. “Ya me avecindé. Vengo cada 15 días a la supervisión del Tren Maya porque nos vamos a subir al tren en diciembre de este año”, adelantó.

En un evento sumamente emotivo junto a su mujer, Beatriz Gutiérrez Müller, dejó en funcionamiento, junto a la gobernadora, Mara Lezama, el primer Hospital Oncológico de Quintana Roo, de extrema necesidad para quienes padecen cáncer. La única alternativa de tratamiento hasta ahora la ofrecía Mérida, no accesible para todas las familias. “El pueblo de Quintana Roo es excepcional. Yo tengo, pues, muchos afectos para con Quintana Roo, somos paisanos. Hoy también recordaba que vine la primera vez a Chetumal cuando tenía como ocho, 10 años, o sea, estaba yo tiernito, hace como 60 años que vine la primera vez porque mis padres en Tabasco se dedicaban al comercio, y ustedes saben ya la historia de Chetumal”, recordó emocionado, para después entregar más de 100 títulos de tierras, cuyas gestiones llevaban incluso más de 15 años.

Décadas sin apoyo presidencial

El hecho de que la actual gobernadora tenga el apoyo de un presidente de la república, como se ha visto hasta ahora, ha generado además de las obras, una dinámica de crecimiento que Quintana Roo no tenía en décadas, y que dejará, entre otras obras, un puente sobre la laguna Nichupté, la avenida principal de Cancún, que conecta al aeropuerto (pavimentada con concreto hidráulico y cableado subterráneo), la ampliación del Libramiento 180, que será el acceso a la única estación del Tren Maya; el Aeropuerto de Felipe Carrillo Puerto y la rehabilitación de otros dos hospitales, uno de ellos en Tulum y otro en Chetumal. No es poco.

Te puede interesar: Historia | Un trimotor en la memoria: Lázaro Cárdenas y sus visitas a Quintana Roo

Desde Lázaro Cárdenas hasta hoy

Lázaro Cárdenas, el presidente que dio asilo a los españoles que huían del franquismo

Los historiadores recuerdan que Lázaro Cárdenas fue quizás el presidente que más cariño le demostró a Quintana Roo, allá en la década del 30. Visitaba seguido este estado y, en su campaña presidencial, había prometido al Comité Pro-Territorio reincorporar el Territorio Federal de Quintana Roo, algo que se llevó a cabo el 11 de enero de 1935. Fue el presidente que hizo posible la primera reconstrucción del sitio arqueológico de Tulum, el más visitado de todo Quintana Roo, entre muchas otras obras que dejaron huella profunda.

En los últimos 25 años, ni el priísta Ernesto Zedillo (1994-2000, que encarceló a Mario Villanueva), ni los panistas: Vicente Fox (2000-2006) ni Felipe Calderón (2006-2012), y muchos menos, Enrique Peña Nieto (2012-2018), han tenido un acercamiento tan estrecho a nuestro estado, que vive un momento histórico de desarrollo, en todos sus frentes, al calor presidencial.

*****

Luciano Núñez Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Catamarca, Argentina. Postgrado de Opinión Pública por FLACSO y diplomado en géneros periodísticos en La Salle, Cancún, e Historia de Quintana Roo en la Universidad del Caribe y Sociedad Andrés Quintana Roo. 

Trabajó en medios de comunicación de Argentina y México y publicó los libros Voces que Vuelven, Tan Lejos y Otra Vez en Casa y la novela Magnificens Cancún, editada por Miguel Ángel Porrúa

Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún y Solidaridad, Playa del Carmen.  

Actualmente es director general de Grupo Pirámide y Vértice.

Nadería anterior:

Naderías Totales | Cancún y el nuevo “triángulo dorado” para el desarrollo inmobiliario que se viene

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp