En el liderazgo de los partidos descansa ahora la responsabilidad de impedir que lleguen al poder personajes antidemocráticos, violentos y autoritarios, como ya los hubo en el pasado de Quintana Roo.

Todo indica que el movimiento de Marcelo Ebrard cruzará de bando para armar otro frente en MC, que podría ser un dolor de cabeza para el oficialismo, con grietas en la concentración de poder y candidaturas para 2024.

 

 

Por Luciano Núñez

Cribar es someter a una selección rigurosa un conjunto de personas o cosas. El verbo se usa en la agricultura para separar las semillas de las impurezas. Y también tiene sentido en la política donde, sea cual sea la procedencia o las cualidades del personaje, todo pasa si el juego es ganar.

Así, en un muy documentado libro: Cómo mueren las democracias, los autores dejan ver que, por muchos años, la criba que hicieron los partidos políticos había impedido la llegada de candidatos de derecha, extrema derecha o pro Nazis, como John Ford a la presidencia de Estados Unidos.

Sin embargo, las reglas del juego cambiaron abruptamente en los últimos años con las modificaciones a la ley para ampliar el margen de recaudación de fondos para las candidaturas y las nuevas plataformas llamadas redes sociales.

Así, Donald Trump se hizo de la presidencia que acabó en un lamentable tiroteo en el mismo capitolio: la democracia más sólida en plenas ruinas y total decadencia.

Donald Trump

No menor es el peligro de la llegada de Javier Milei, en Argentina, que quiere desaparecer el Banco Central, los medios oficiales de comunicación y la institución de investigación de mayor prestigio: Conicet. Si la democracia en el país sudamericano lleva apenas 40 años, en menos de un mes podría perderla.

Javier Milei

Selección en la 4T

Tal acción, la del cribado, se presenta en la 4T como un defectuoso colador: con trazos muy gruesos, donde tienen cabida tanto priístas de dudosísima procedencia, panistas oportunistas, cuadros con escasísima formación (algunos peligrosos) y, además, de nulo carisma. Por ejemplo, la mala criba del PRI acabó con la máquina electoral de 71 años de omnipresente poder.

Los gobernadores hoy presos son prueba fehaciente del yerro de los partidos políticos en dejar pasar a personajes de baja autoestima, muy dados a la violencia para tomar las riendas de un poder gubernamental.

La pregunta es: ¿Así llegará la 4T a la próxima elección? El deficitario cribado ha postulado a representantes que no han hecho más que levantar la mano, leen con dificultad en la tribuna y, mucho menos proponen algo para mejorar la vida de quintanarroenses. Uno de sus senadores ya se fue a otro partido, la otra amaga con hacerlo y hay representantes federales que se mantienen en calidad desapercibida.

Factor MC y la grieta

Ahora bien, ya fue anunciado que el 10 de noviembre Marcelo Ebrard dará a conocer si se baja del barco de la 4T. Para no hacerlo habría pedido el 26 por ciento de las candidaturas federales, además de una disculpa pública del partido que debería admitir irregularidades en el proceso interno.

Marcelo Ebrard

El pronóstico es que la 4T seguirá con su plan, con Claudia Sheinbaum a la cabeza. Sin embargo, el movimiento generará una grieta, dado que sin dudas habrá quienes seguirán la cruzada del partido naranja hasta donde sea, porque la estrategia estaría cifrada no en ésta, sino en la próxima elección presidencial: lo que anunció Ebrard, apenas tomó distancia, es la creación de un movimiento, algo que, desde luego, lleva años y, mientras, tiene un cómodo espacio para hacer un contrapeso de poder con las posiciones que seguramente obtendrá MC.

Claudia Sheinbaum

Candidaturas para desaparecer senaduría de oposición

Mayuli Martínez, actual senadora del PAN, por Quintana Roo.

Hasta ahora no se ha visto por parte de la 4T local una operación de reconstrucción de tejidos, más que una tibia invitación a sumarse. ¿Por qué? Porque en teoría las candidaturas están resueltas: habrá dos senadurías para Morena y una para el Partido Verde, que aseguran, iría separado. Así, la que hoy tiene la oposición pasaría en automático para el oficialismo.

Un jugada muy arriesgada, aunque ya mostró su funcionalidad en el proceso pasado, cuando el Verde sacó más de 100 mil votos. La operación es medir cuántos votos para Morena y cuántos para el Verde, aunque MC podría arrebatar ese espacio si el cálculo sale mal. Este entramado ha prendido focos de alarma en Morena que miran con recelo el estrepitoso crecimiento Verde que se traga todo a su paso.

¿Nombres para el senado? El diputado local Humberto Aldana, la diputada federal Anahí González; la secretaria de gobierno, Cristina Torres (por el lado de Morena), y desde el fin de semana comenzó a sonar Eugenio Segura, secretario de Finanzas y Planeación, a quien quieren ubicar en esa primera minoría que hoy tiene Mayuli Martínez, Pablo Bustamante también podría ser el otro activo del Verde, dado su posicionamiento estatal.

Inconformes

“Todavía no hay nada para nadie”, dice un operador del Partido Verde. Sin embargo, hubo mesas de negociación y salieron nombres, porque el registro comienza en días. Aunque la realidad es que la construcción política tiene imprevistos y también los números pueden cambiar, dependiendo de la estrategia de Movimiento Ciudadano que podría exigir, por parte de la 4T, un esfuerzo aún mayor para ganar cómodo.

En Solidaridad hay severo inconformismo con la candidatura de Estefanía Mercado, donde podría haber un escenario favorable para Lili Campos, a raíz de este desencanto.

Estefanía Mercado

Otro foco rojo es Diego Castañón, en Tulum, que como político es un buen jugador de fútbol. No le atina a nada. Ha roto con buena parte de la estructura electoral y la política es sumar, construir. Aseguran que podrá tener la candidatura, pero habrá que ver si gana.

Diego Castañón

“Para que el cribado se lleve a cabo con éxito, los partidos generales deben aislar y derrotar a las fuerzas extremistas”, señala el libro citado.

En resumen: la 4T debería mejorar su selección de candidaturas teniendo en cuenta que jugará contra un MC en alza, teniendo en cuenta que ni AMLO ni Mara Lezama estarán en la boleta electoral.

No son pocos los desencantados y en fuga, ante la impericia para la criba e impedir que la grieta crezca.

Te puede interesar Naderías Totales | Patriada de Massa libró a la Argentina (por ahora) de la ultra-derecha

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp