Por Luciano Núñez

Un político que rehúye al debate es como un jugador de fútbol que detesta el gol; un matador que le teme al toro de lira o como un corredor de fórmula 1 que le da vértigo la velocidad.

Esencialmente, la política es debate: argumentar y sostener ideas, poder expresarlas de manera clara y ganar la esgrima en el frente que sea necesario.

Así lo hicieron los grandes políticos y oradores que dejaron huella, como Wiston Churchill, célebre por sus argumentos en la cámara de los lores; Martin Luther King y Mahatma Gandhi, quienes cambiaron la perspectiva de cómo hacer que, desde cualquier púlpito, una idea se expanda y genere cambios en la vida cotidiana.

El primero abrió el camino para derrotar el nazismo; el segundo, para la inclusión y los derechos civiles; y el tercero, ofreció como método de lucha la movilización pacífica, de la que tanto ha hablado el mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Primer debate presidencial

Acusaciones mutuas, fallas del reloj y cifras del primer debate presidencial

Ayer asistimos al primer debate presidencial con la candidata que lideras las encuestas, Claudia Sheinbaum; la segunda en los números, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano.

En términos generales hubo lo que tanto se suele esperar y ver en los debates, como lo son la confrontación y la descalificación, así como las fotos que refuerzan un ataque.

Llamó la atención que Gálvez dijera que no milita en un partido, cuando es candidata del PAN-PRI, cuyos líderes le levantaron la mano; en ese aspecto, Máynez le recriminó su cercanía con Alejandro “Alito” Moreno y Manlio Fabio Beltrones, ambos con severas acusaciones de corrupción encima.

Ataques y más ataques

Dominan ataques entre Sheinbaum y Gálvez en el primer debate presidencial - Periódico AM

Xóchitl le mandó munición gruesa desde el costado a Sheinbaum con el caso de la Línea 12 y el suministro de un medicamento para piojos en tiempos de Covid en la Ciudad de México.

La doctora le recordó a la candidata del ala conservadora que prometió donar el dinero de la venta de un departamento a una escuela, lo que provocó la reacción inmediata para descalificar que eso era falso, “como tu acento tabasqueño”, le espetó.

Máynez intentó repartir para diestra y siniestra, sin éxito; sin embargo, más punzante fue con Gálvez, a quien le recordó que en materia de educación no presentó, en todo su tiempo en la legislatura, ni una iniciativa al respecto.

El resumen, Xóchitl no logró la diferencia que necesitaba, Sheinbaum no perdió el control y se mantuvo ecuánime y Máynez, quizás logró mejor su cometido que era darse a conocer, a un México que prácticamente lo ignora, con menos de 7 por ciento en algunas encuestas.

La línea de la morenista fue el continuismo, la de Xóchitl la regresión a sistemas del “calderonismo” (salud, guarderías y medicinas) y Máynez no mostró contundencia en ningún aspecto, para mantenerse en un gris que no suma.

Fundamental los cierres: Sheinbaum aprovechó, Máynez no sacó la casta y Xóchitl se fue a lo fácil y leyó el guión que llevó.

¿Qué pasa en el ámbito local con los debates?

Lo lastimoso en Quintana Roo es que Movimiento Ciudadano hizo notar que hay candidatas y candidatos, de la 4T, que abiertamente se han manifestado en contra de asistir a los debates que harán las organizaciones civiles y cámaras empresariales, dado que el INE sólo organiza los debates presidenciales.

¿Qué clase de político/A le rehuye a demostrar qué clase de líder es, o cómo quiere representar ideas, expresiones y necesidades de la ciudadanía?

Pareciera que un germen nocivo se ha expandido en el partido hegemónico, en el que basta con levantar los cuatro dedos, asistir en “cumpledestapes” y rezar como el padrenuestro que hay que hacer un segundo piso. ¿Sabrán acaso de qué está constituida en el fondo esta propuesta?

Existen en nuestra clase políticas legisladores (y ahora candidatos y candidatas) que no conocen la experiencia de debatir, y que llevan años representando a la ciudadanía en los congresos locales y federales.

Elecciones 2022 en Quintana Roo: candidatas de Morena y Va por México se acusaron mutuamente de corrupción

Cuando la carrera política de la hoy gobernadora, Mara Lezama, apenas despuntaba, asistió aún en contra de un grupo de asesores al debate que organizó el Ieqroo, Instituto Electoral de Quintana Roo, y demostró sus credenciales y de qué está hecha, para después seguir una ascendente carrera que la tiene no sólo como gobernadora, sino como figura nacional.

Hoy, quienes debieran tomar los ejemplos positivos de sus líderes, prefieren “esquivar” la responsabilidad que implica hacer uso de las herramientas de la oratoria, la argumentación y la contraargumentación. ¿Se escaparán de nuevo?

Te puede interesar: Naderías Totales | Habrá “selección natural política” el próximo 2 de Junio en Quintana Roo: podrían extinguirse dos partidos 

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp