Inicio Columnas Naderías Totales | Todos los caminos políticos conducen a Mara

    Naderías Totales | Todos los caminos políticos conducen a Mara

    Ha sorteado al menos tres grandes retos y es la mejor mide en encuestas.

    AMLO ha demostrado su respaldo a la alcaldesa en varios momentos de su carrera política.

    Arturo Contreras o la secretaria de Finanzas, Yohanet Torres, podrían terminar el gobierno estatal en la recta final si Carlos Joaquín acepta ir al gabinete de AMLO.

     

     

    Por Luciano Núñez

     

    La expresión “Todos los caminos conducen a Roma” se utiliza comúnmente para designar una situación que desemboca en algo inevitable. Y la frase no era una metáfora en la antigua Roma. Está documentado que había 400 vías, con una longitud de 70 mil kilómetros, que se unían por varios puntos, algunos muy lejanos. Todos terminaban o nacían en Roma.

    Este antiguo dicho se puede aplicar en la designación de candidatura que hará Morena, antes del viernes de esta semana que arranca, pues todos los caminos conducen a la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, quien por estos días recibe munición gruesa de algunos medios de comunicación y redes sociales, que no hacen más que confirmar que es la candidata a vencer. “No gasten en campañas negras”, dijo AMLO cuando le preguntaron en la «Mañanera» por la candidatura de Quintana Roo.

    ¿Qué atributos tiene Mara para ser la candidata?

    Ha construido poder político a su manera. Primero ganó la primera elección en 2018 con cerca de 200 mil votos; en la reelección le sacó casi 20 puntos al segundo y le ganó la pulseada por la candidatura a la senadora Marybel Villegas Canché. Varias casas encuestadoras la han ubicado con más de 40 puntos porcentuales y logró dar estabilidad política al cabildo, así como puso punto final a la tóxica relación entre el gobierno estatal y el municipio de Benito Juárez, que se había venido dando desde que Juan Ignacio García Zalvidea se enfrentó a Joaquín Hendriks, Greg Sánchez a Félix González Canto y Julián Ricalde a Roberto Borge.

    Sería, en caso de ser la candidata, la primera vez que municipio y Estado no estén enfrascados en guerras que han dejado siempre saldos negativos; con encarcelamientos, quema de autos y generación de crisis en seguridad pública o la recolección de basura.

    Mara ha tenido —ciertamente— muchos aciertos para ser la política más sólida en la Entidad. Tiene un grupo político, al menos cuatro funcionarios de primera línea con alta valoración social y afinidad con las otras cuatro alcaldesas de Morena, en Othón P. Blanco, Puerto Morelos, Cozumel y Felipe Carrillo Puerto. El presidente ha salido a respaldarla tanto en sus nominaciones por Morena como en el gobierno, recientemente para cumplir el compromiso de campaña de rehabilitar la avenida Luis Donaldo Colosio.

    Tres grandes temas

    Supo Mara, en el transcurso de su primer mandato, dar marcha atrás al menos a tres grandes asuntos que la catapultaron para ser, hoy, la mano fuerte de Morena. Revirtió un contrato de la basura, cuyos operadores mantenían a la ciudad en contingencia sanitaria; dio revés al jugoso negocio que se había planteado con los “contenedores inteligentes” y no permitió que se construyera un hotel en la última ventana de Cancún. Un político sobresale por lo que hace, pero quizás más lo que deja de hacer o revierte.

    Sumado a eso, trabajó de manera coordinada con el gobernador, Carlos Joaquín, para dar contención alimentaria en los peores momentos de la pandemia. No es poco. Sin embargo, no ha sido fácil resolver el saldo negro de la marcha feminista, conocido como 9N, que acabó con lesionados y disparos.

    Existen, también debe decirse, ciertas dudas sobre la intromisión de un grupo del Partido Verde en su entorno, que es una alianza que, debe decirse, se ha planteado desde la Ciudad de México y un acuerdo hecho nada menos que por el presidente. No menos ominosa es la presencia de grupos que se le han acercado, y en el pasado han demostrado poco amor por la administración y la entidad y mucho cariño por el metálico o las tierras. Cierto es que las condiciones políticas hoy en día son otras.

    Contreras y Yohanet, en la recta final de gobierno

    Si Mara es confirmada esta semana como la candidata, hay voces muy sólidas que afirman que el gobernador pasará al gabinete de AMLO, y, con ello, Arturo Contreras o la secretaria de Finanzas y Planeación, Yohanet Torres, podrían quedar al frente de la administración. No pocas veces ha dicho el presidente que está abierta la puerta para el mandatario quintanarroense, sobre todo, para que el gobierno federal pueda apalancar la transición que deberá tener muchas nueces y pocos ruidos. Quintana Roo es clave para el Tren Maya, sobre todo en el tramo que correrá por el principal corredor turístico de México, Cancún-Rivera Maya y Tulum. Por los resultados que le ha dado al gobernador, nos dicen, Yohanet sería la opción 1.

    El PRI dividió la alianza

    PAN “rompe” alianza con PRI y PRD

    Las señales de que Morena ganará ampliamente la elección están dadas desde los números que presenta en mediciones: cercana al 50 por ciento, dependiendo quien encabece, y la pronta abdicación del PRI con la salida de la alianza junto al PAN-PRD, lo ratifica. Ya muerta la coalición, ningún partido puede ni acercarse a Morena. Pero si un ejército capitula, claro está, hay oportunidad de rescatar algo de la inminente guerra perdida para los débiles frentes aliados. Por el lado de la alianza 4T, el PT ha hecho la clásica amenaza de salirse, que parece más un mal amague, dado que se iría directo al vacío. Un salto que lo dejaría contra las cuerdas y en vías de extinción.

    Ricalde se declara fan de Palazuelos

    Roberto Palazuelos

    Ante los impresentables candidatos del PRD, un grupo ha convocado a Laura Fernández Piña (por ahora en la bancada del Partido Verde) para sacar al partido del «Sol azteca» del papelón electoral. Desorientados y confundidos, una muestra de ello es que el exalcalde Julián Ricalde se declaró “fan” de Roberto Palazuelos, quien podría, según su teoría redentora, lograr una buena elección. ¿Qué clase de partido no puede presentar al menos un candidato? A su vez, la senadora del PAN, Mayuli Martínez, ha quedado descobijada por quien antes era su aliado, Eduardo Martínez, que forma parte de la malograda gestión de Marko Cortés, que antes de jugar el partido ya declaró la derrota.

    Aunque existe un grupo de morenistas que pugnan por Rafael Marín Mollinedo, el presidente lo dijo más claro imposible: “Que se quede donde está me parece la mejor decisión”.

    Resultaría sorpresivo que el senador José Luis Pech alcanzara la candidatura, porque ya fue candidato de Morena y perdió con alto margen, y porque ya hay casi certeza de que la candidata en Quintana Roo será mujer.

    Por todo eso, no es vacío decir que todos los caminos de la candidatura de Morena conducen a Mara.

    *****

    * Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Catamarca, Argentina. Postgrado de Opinión Pública por FLACSO y diplomado de géneros periodísticos en La Salle, Cancún.

    Trabajó en medios de comunicación de Argentina y México y publicó los libros Voces que Vuelven y Tan Lejos y Otra Vez en Casa.

    Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún y Solidaridad, Playa del Carmen.  

    Actualmente es director general de Grupo Pirámide y Vértice.

    Nadería anterior:

    Naderías Totales | ¿Dejará Quintana Roo el factor Félix en la novena gubernatura?