Después de la incertidumbre generada por el aseguramiento de la empresa First National Security en Cancún, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que obtuvo la orden de cateo para revisar las mil 500 cajas de seguridad en el mismo sitio y determinar si se encuentran asociados a ilícitos penales y en caso contrario serán devueltos a la brevedad.

El 9 de octubre pasado la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) resguardó el inmueble ubicado en la supermanzana 4 con personal de la Marina y que impidió a los usuarios acceso a sus cajas de valores; el lunes 30 de octubre obtuvo del Juez en turno Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en el estado de Quintana Roo, la orden de cateo mediante la cual se aseguró el inmueble.

Ante el temor de que sus bienes fueran enviados a la SEIDO en la Ciudad de México debido a que desde el viernes se reforzó la seguridad con elementos del Ejército y Seguridad Pública Municipal y Estatal, el comunicado precisa que abrirá cada una de las cajas en el mismo lugar.

“El contenido será revisado para saber si se encuentran indicios asociados a ilícitos penales. Una vez que se dé por concluido el análisis, se determinará lo correspondiente sobre el destino de los objetos”.

En el caso de los bienes que no guarden relación la investigación que realiza la Procuraduría General de la República (PGR) serán devueltos a la brevedad a quien acredite su interés jurídico.

“La diligencia se realiza con todas las formalidades de ley, en estricto apego a derecho y en cumplimiento a la orden dictada por la autoridad judicial. Con estas acciones, la Procuraduría General de la República reitera su compromiso permanente en la lucha contra el crimen organizado”, añade la dependencia.

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp