Inicio Datos Opacidad y los «otros datos» del Gobierno del Cambio: fallos y misterios...

Opacidad y los «otros datos» del Gobierno del Cambio: fallos y misterios en las cifras de COVID-19

Durante la semana que terminó, los «otros datos» del Gobierno del Cambio tuvieron nuevos capítulos en Othón P. Blanco y Tulum, que se suman a los múltiples fallos y «misteriosas» cifras que no cuadran en el reporte diario de la Secretaría de Salud estatal (SESA) sin que las autoridades ofrezcan alguna aclaración.

En el caso de Othón P. Blanco, el reporte del 17 de agosto muestra mil 019 casos recuperados de COVID-19 y al día siguiente la cifra acumulada es de mil 276, lo cual representa 257 casos en un solo día, aún cuando el resto de la semana se alcanzan hasta 81 recuperados en el día más elevado, pero el promedio es de 50 personas que vencen a la enfermedad cada día.

Estos datos hacen que el municipio capitalino pase de mil 282 casos activos a mil 022 activos en 24 horas, lo que, en general, resulta en un descenso de los casos activos —que se obtiene restando los recuperados y las defunciones del número de casos positivos acumulados totales— en toda la zona sur, dando la impresión de un descenso general.

Otro caso ocurre en Tulum, donde los reportes del 19 y 20 de agosto muestran cifras que no difieren con otros en cuanto a la tendencia en incremento diario de casos, pero ocurre otro «milagro», pues de un día para otro se recuperaron 54 personas.

Mientras otros municipios de densidad poblacional similar, en el mismo lapso, se mantuvieron igual o sumaron dos o tres personas que vencieron a la enfermedad; en el décimo municipio pasaron de 27 a 81 personas recuperadas, lo cual incide directamente en el número de casos activos, pasando de 153 a 103 en el municipio.

Lo anterior podría quedar en la anécdota, de no ser porque también afecta indicadores como el número de casos activos en toda la zona norte, donde el resto de los municipios se mantuvieron con cifras similares o aumentaron en al menos cuatro casos activos.

Sin embargo, este cambio hace que el total de activos en la zona norte muestre un descenso de 55 contagios en un lapso de 24 horas, cuando el resto de la semana se muestran solo entre 9 y 20 casos menos. En la zona sur, el cambio en el municipio de Othón P. Blanco también muestra un descenso de 266 casos, cuando el resto de la semana oscila entre 20 y 56 casos menos.

Ninguno de estos cambios se ve reflejado en la capacidad hospitalaria de dichos municipios, por lo que se podría asumir que se trata de casos que se encontraban en aislamiento social, pero ese dato es imposible de conocer a detalle por cada municipio.

Opacidad en los datos

En octubre de 2019, el gobierno estatal estrenó la Plataforma Datos Abiertos, bajo la premisa de que sería «una herramienta con la que se fortalecen la transparencia y la rendición de cuentas, que es un compromiso del gobernador Carlos Joaquín para contribuir en el combate contra la corrupción».

Sin embargo, en el flamante sitio solamente se encuentran 21 conjuntos de datos, de los cuales, la mayoría son fracciones de las obligaciones de transparencia a las que están sujetos los organismos públicos, no existen registros en las secretarías de Finanzas y Planeación (Sefiplan) ni mucho menos de SESA.

Por lo anterior, una búsqueda simple de las palabras «coronavirus«, «COVID» o «SARS-CoV-2» no arrojan ningún resultado. Las autoridades no han dado acceso a datos públicos de la enfermedad, como sí ha ocurrido a nivel federal y en algunas otras entidades como Jalisco o la Ciudad de México.

Quintana Roo ha cumplido 164 días de pandemia desde que el 13 de marzo fuera detectado el primer caso positivo de SARS-Cov-2, y desde entonces, las autoridades sanitarias han cambiado al menos en cuatro ocasiones el formato en el que comunican los datos a la ciudadanía. Ninguno de estos formatos incluye el acceso libre a dicha información.