Por Pájaros en el Alambre

 

Es un hecho que el magistrado, Fidel Villanueva (que tuvo que devolver las tierras ejidales tras su paso por el borgismo), quedará fuera del Tribunal de Justicia de Quintana Roo en septiembre, dado que no tiene opción a la reelección (unos anticiparon que tiene listo bajo el brazo un amparo para quedarse unos meses más).

Fidel Villanueva y Roberto Borge, en la ápoca de adquisición de latifundios.

En el tren de la renovación, dos magistradas podrán reelegirse en noviembre: Mariana Dávila Goener y Adriana Cárdenas Aguilar. Y también se irá el actual presidente del Tribunal, Antonio León, quien pasará a retiro en enero.

Por esa razón habrá un interinato de unos meses hasta que sea electo el nuevo presidente, por cinco años, en el mes de agosto de 2022.

Tanto en el interinato, como en la presidencia de cinco años, quien podría quedar al frente es nada menos que Carlos Lima Carvajal, asesor de Mara Lezama y otros políticos, quien tuvo una álgida participación en el proceso electoral pasado, enfilando juicios (eso sí, muy efectivos) contra quienes se interpusieron en el proyecto del cliente en turno.

Infructuosa lucha

Aunque la legislatura 2016-2019 intentó impedir que Lima Carvajal siguiera en el cargo (quisieron imputarlo, según las denuncias, por ser parte de la red de despojo de tierras), el magistrado les ganó todos los recursos a la Legislatura de ese entonces, cuando Eduardo Martínez Arcila estaba al frente de la desaparecida Gran Comisión.

Fueron infructuosos meses de golpeteo que terminaron por darle la razón al ahora magistrado-asesor, que podría llegar nada menos que a la presidencia, si es que el Gobierno del Estado no reacciona.

Cinco renovaciones el próximo año

Serán cinco los magistrados que podrán ser reelectos (si no hay faltas graves y demostradas) el año que viene: Felipe de Jesús Solís Magaña, Lima Carvajal, Verónica Acacio Trujillo, Dulce María Balam Tuz y Luis Medina Gabino Burgos.

El proceso, en el caso de cambio, es que el Ejecutivo envíe una terna que deberá ser electa por el Congreso del Estado, que en septiembre, pasará a manos del PAN, y quien podría ser presidente es el mismo Martínez Arcila, quien deberá ganar los votos de Morena y el Partido Verde para imponer al próximo presidente del tribunal, algo no menor para el futuro de Quintana Roo.

Serán meses muy movidos que configurarán el estilo del próximo Tribunal de Justicia de Quintana Roo.

Te puede interesar: Comienza distribución de paquetes para la consulta pública

 

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp