Por Pájaros en el Alambre

Al parecer, la presidencia en la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Jugocopo, del Congreso del Estado de Quintana Roo, hoy a cargo del diputado de Morena, Humberto Aldana, durará una corta temporada, hasta fin de año.

Aún con el referente moral de Morena fuera del país: Rafael Mollinedo (nombrado recientemente como embajador en Suiza), pudiera acceder a un espacio, queda otra nominación que podría recaer en el ex presidente del partido y actual diputado, que tendría que solicitar licencia para encaminarse al próximo proceso electoral de 2024.

Así, quienes tienen tablas y merecimientos para sucederlo son los diputados Mildred Ávila Vera y Ricardo Velazco, ambos morenista de la primera línea y con amplia trayectoria. Las y los demás representantes del partido guinda van de la mediocridad para abajo: con casos graves y otros menos espantosos.

El tránsito político de Aldana ha sido, siempre y hasta ahora, nadar en aguas calmas, “de a muertito” le dicen, porque jamás ha brillado como orador, ni por iniciativa alguna ni menos por sus dotes como gestor político.

Su mérito, eso sí, ha sido la obediencia absoluta, la genuflexión, que en Quintana Roo se traduce en candidaturas. Así, parafraseando a Rimbaud, el Congreso de Quintana Roo será “sólo una temporada”…para ello, dicen, está solicitando “ampliación presupuestal”, después de que al Congreso le fueran recortados 16 millones de pesos que, a juicio de las políticas de “austeridad republicana”, venían sobrando…corta temporada, pero amplia la oportunidad.

Te puede interesar Pájaros en el Alambre | Otra encuesta revela que la candidatura de Ana Paty, por Morena en Cancún, sería la más consistente para 2024 

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp