Inicio Columnas Opinión | Seguridad pública, la meta | El Minotauro | Nicolás Durán...

Opinión | Seguridad pública, la meta | El Minotauro | Nicolás Durán de la Sierra

Por Nicolás Durán de la Sierra

De entre los retos que enfrentará el gobierno que habrá de encabezar Mara Lezama, sin duda uno toral será el garantizar la seguridad pública en el Estado, sobre todo en el norte, donde células delictivas abonan, día con día a la nota policiaca.

Con algunas alcaldías entre las más peligrosas del país, sus números rojos han llevado a la entidad a figurar en el rating nacional del crimen.

La hoy gobernadora electa ha destacado más de una vez que a la par que se lucha contra el crimen organizado, se precisa atacar las causas que lo nutren y que un instrumento muy útil en ese sentido será el disponer de un instituto estatal contra las adicciones, el que en su versión municipal tuvo mucho éxito, y promover las casas de atención a víctimas.

Este proyecto reforzaría a la inteligencia policial, pues atender a jóvenes atrapados en las drogas, reducirá el semillero de donde se nutre el crimen

Un informe reciente de los Centros de Integración Juvenil indica que Ecatepec y Solidaridad se ubican entre las principales ciudades de México donde más niños de quinto y sexto grado de primaria consumen drogas.

Otro aspecto del proyecto de seguridad pública de Mara Lezama es que, contrario a lo que hacen otros nuevos gobernadores, se servirá del avance en el tema logrado por el gobierno en funciones.

El centro C-5 es uno de los mejores del país y hay que reforzarlo, que es mucho lo que se pierde cuando no hay continuidad de un sexenio a otro y más en un asunto tan importante.

El velar por la seguridad pública estatal será, como se dijo, un reto fundamental de Mara Lezama

Buenos augurios, hay. La base de la que partirá le dará margen de maniobra, pero con todo y ello no será fácil; no lo es en ningún estado de la Republica: se dejó crecer por muchos años a los cárteles y estos, como lo estamos viendo, no está dispuestos a ceder entre sonrisas.

Te puede interesar Opinión | De los saldos electorales | El Minotauro | Nicolás Durán de la Sierra