Inicio Columnas Opinión I Necesaria mejora regulatoria en el municipio de Othón P. Blanco...

Opinión I Necesaria mejora regulatoria en el municipio de Othón P. Blanco I Ignacio Alonso Velasco

Por Ignacio Alonso Velasco

Una realidad innegable es que en nuestro querido Municipio de Othón P. Blanco son sumamente complejos los trámites a seguir por parte de los ciudadanos que desean abrir un negocio o, en general, realizar algún trámite ante la administración pública municipal.

La población se tiene que enfrentar a procedimientos muy engorrosos en los que se les pide muchos documentos, que en ocasiones son totalmente innecesarios y que responden a un antojo el estarlos exigiendo.

Debe haber racionalidad en cuanto a los procesos burocráticos a seguir por los ciudadanos/contribuyentes, pues, de lo contrario, estos acaban por desistir en su intento por abrir un negocio y dedicarse al clandestinaje o trasladarse a otro municipio en donde les pongan menos trabas, lo cual provoca una fuga de capitales.

El perjuicio de no contar con una mejora regulatoria no es tan solo para la población, sino también para el propio gobierno municipal porque deja de ingresar muchas contribuciones por concepto de pago de derechos, aprovechamientos e impuestos por culpa de un excesivo burocratismo.

Por lo tanto, se convierte en un círculo vicioso en el que todos salen perdiendo, tanto gobierno como sociedad.

La propuesta que planteo para cambiar esta triste realidad es hacer una exhaustiva revisión de la documentación que se pide para cada trámite ante la administración municipal y realizar una depuración, que implicaría seleccionar aquellos documentos que son realmente necesarios y desechar los que no lo son.

También propongo que se revise con base en qué normatividad se están exigiendo tales documentos, ya que todo ha de tener un fundamento.

No se trata de pedir papeles a capricho, sino siguiendo lo establecido en algún reglamento municipal.

En el caso de que haya alguna laguna del derecho al respecto, sería necesario presentar las iniciativas que sean necesarias para que los miembros del ayuntamiento vayan aprobando adiciones y mejoras a las normas que rigen a nuestro municipio.

Afortunadamente, hay apertura por parte de esta nueva administración municipal a trabajar de la mano con organizaciones de la sociedad civil, por lo que será posible alcanzar un buen grado de gobernanza y contar con una sustanciosa mejora regulatoria.