Por: Ignacio Alonso Velasco

Cancún, Quintana Roo.- En el pasado mes de mayo, el Ayuntamiento del Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, tomó la valiente y trascedente decisión de aprobar una iniciativa presentada por la encargada del despacho de la presidencia municipal, Lourdes Latife Cardona Muza, con la cual se logró que dicho municipio sea el primero en la entidad caribeña en ser totalmente incluyente con todos los ciudadanos mexicanos, independientemente de su lugar de nacimiento.

Con este acto trascendental se logra eliminar los “candados” que impiden a veinte mil habitantes del Municipio de Benito Juárez, que son nacidos en el extranjero, ocupar cualquier cargo público municipal.

Para ello hubo que reformar cuatro reglamentos discriminatorios que exigían ser mexicano por nacimiento para ocupar una treintena de cargos públicos diferentes, entre los que se pueden destacar los siguientes: Director o administrador del rastro, integrante de alcaldía, secretario general, tesorero o contralor municipal, oficial mayor o múltiples cargos al interior de su cuerpo policiaco.

Todos esos cargos públicos pueden ser ejercidos por cualquier mexicano, independientemente de su lugar de nacimiento, siempre y cuando cumpla con el perfil que lo haga idóneo para desempeñar esa función.

Exigir ser mexicanos por nacimiento para ocupar cargos públicos es inconstitucional, de acuerdo con los criterios manifestados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver numerosas acciones de inconstitucionalidad como son las siguientes: 48/2009, 19/2011, 20/2011, 157/2017, 45/2018, 46/2018, 87/2018, 59/2018, 93/2018, 4/2019, 40/2019 y 111/2019.

Lo anterior lo motiva el Alto Tribunal con base en que el artículo 32 constitucional debe interpretarse a la luz del artículo 1° constitucional, de acuerdo con el cual debe preferirse la interpretación que evite discriminación entre mexicanos.

El Ayuntamiento de Benito Juárez demuestra ser progresista y ponerse a la vanguardia en la defensa de los derechos humanos de los mexicanos naturalizados al dejar de ser discriminados por su origen nacional.

Te puede interesar: Opinión | ¿Hubo alineación indebida en el equipo de Tigres?: caso Pierre Gignac | Ignacio Alonso Velasco

De esta forma, se convierte en el primer municipio quintanarroense en seguir los pasos de la más moderna de las constituciones locales en México que es la de la Ciudad de México, la cual en el quinto párrafo de su artículo 24 dispone que: “Las y los ciudadanos mexicanos, por nacimiento o naturalización, tienen derecho a acceder a cualquier cargo público de la Ciudad, incluyendo los de elección”.

Con motivo de la celebración de esta situación, la Asociación Nacional de Asesores Parlamentarios y la de Mexicanos de Corazón han hecho entrega, de manera simbólica, a Lourdes Latifa Cardona, en representación de su cabildo, de una placa a modo de reconocimiento por el apoyo decidido para lograr que deje de haber mexicanos de primera y de segunda en el Municipio de Benito Juárez.

Ahora la pregunta a responder es, ¿quién será el próximo municipio en animarse a que sus reglamentos dejen de ir en contra de la constitución federal y numerosos tratados internacionales en materia de derechos humanos?

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp