Por Jaguar Negro

Días atrás este portal dio a conocer una reunión que mantuvieron líderes de Tulum con el objetivo, según dijeron, de trabajar en pos de un proyecto común por el municipio en el que radican desde hace décadas, pues todas y todos han estado vinculados a la política desde hace muchos años y ahí seguirán.

Sin embargo, el cónclave no pasó desapercibido para el oficialismo y, la sola foto y reunión, alteró de manera enérgica y reaccionaria al oficialismo morenista, esto, para enderezar acto seguido una campaña de desprestigio contra quienes participaron, al viejo estilo del priísta Roberto Borge, tomando el terreno parejo, sean hombres o mujeres.

El círculo y la reelección

No es casual que en ese “nuevo” círculo de Diego Castañón esté nada menos que alguien que sabe mucho de estas campañas: Agustín Lara “Tacón”.

Pero esta vez quien “salió del clóset” fue el superasesor, Roberto Barbachano, para hacerlo por puño propio, quien arranca bien con puro realismo mágico para decir que “pisa esta tierra hace 500 años” (SIC), para después arremeter y dar rienda suelta a su ira con epítetos del más rupestre vocabulario, más propios de las personas de escasa educación, ya no se diga de la vernácula política, consistente en la cooptación y el insulto como forma.

Así, con campañas negras, la compra de publicidad fuera de la ley, la cooptación del voto mediante la entrega de terrenos, este grupo al que se suma Lorenzo Miranda Miranda, señalado de ser parte de una red de despojo de tierras, intenta perpetuarse en Tulum, donde las calles de su principal arteria que conducen a la zona hotelera, tiene más cráteres que la franja de Gaza.

Te puede interesar Jaguar Negro | Foto con claro mensaje de unidad desde Tulum: ¡Hay tiro!

Síguenos en Google News Únete a nuestro grupo de WhatsApp