Inicio Noticias Piden investigar compras, contratos de servicios y remodelación del salón de sesiones...

Piden investigar compras, contratos de servicios y remodelación del salón de sesiones hecho por XV legislatura

Compartir
Solicitan indagar todas las actividades relacionadas con el manejo de dinero que hicieron integrantes de la Décimo Quinta Legislatura por presumir que hubo irregularidades.

A la luz de irregularidades que ha detectado la Décimo Sexta Legislatura de su antecesora en el manejo de la nómina, el Observatorio Legislativo de Quintana Roo insistió en que la investigación se amplíe a los convenios y contratos registrados de 2016 a 2019 para la prestación de servicios como en la remodelación del Salón de Sesiones por considerar un presunto desvío de recursos.

El presidente del Observatorio, Eduardo Galaviz Ibarra, explicó que al asumir en septiembre pasado los integrantes de la Décimo Sexta Legislatura han revelado que dentro de la nómina del Congreso algunas personas fueron favorecidas con sobresueldos o están registrados sin tener una función específica de trabajo y que son “personas militantes o allegadas a algún grupo de un partido político”.

Y esta información coincide con los reportes que con anterioridad ha emitido el Observatorio y “esperamos que se dé a conocer próximamente la información completa sobre estas auditorías iniciales”.

Recomendó a los legisladores que la investigación sobre el manejo de los recursos públicos que utilizaron los diputados de la anterior legislatura se extiendan a los convenios y contratos registrados de septiembre de 2016 a agosto de 2019, en particular las compras y servicios contratados.

“Ya que igualmente señalamos en su oportunidad que por ejemplo en la remodelación del salón de sesiones del Congreso, se dieron actos que posiblemente estén con un desvío de recursos públicos y que también fueron asignados a personas allegadas a esos grupos que ahora se están señalando”, precisó.

E insistió en que se contemple en la investigación a las “ayudas sociales”, porque detectaron que el personal sindicalizado del Congreso fue registrado como beneficiario recurrente.