Inicio Columnas Opinión | Bordados tradicionales al alcance de las transnacionales / Hugo Alday...

Opinión | Bordados tradicionales al alcance de las transnacionales / Hugo Alday Nieto

Compartir

 

Por Hugo Alday Nieto

 

Como si se tratara de un tema inexplorado, la empresa española UTERQÜE, lanzó recientemente al mercado una nueva línea textil de que reproduce bordados y diseños prácticamente derivados de la cultura maya, siendo que el Capítulo III de la Ley Federal del Derecho de Autor recientemente reformada protege las obras literarias, artísticas, de arte popular o artesanal, así como todas las manifestaciones primigenias en sus propias lenguas, y los usos, costumbres y tradiciones de la composición pluricultural que conforman al Estado Mexicano, que no cuenten con autor identificable.

Cabe mencionar que esa reforma deriva la Recomendación General 35/2019 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos dirigida al Ejecutivo Federal, el Congreso de la Unión y los Congresos Locales, de la que deberá emanar un nuevo sistema de protección de los derechos materiales inmateriales de los pueblos originarios, dada la constante violación de diseños por parte de empresas y diseñadores europeos como ISABEL MARANT y ZARA.

Adicionalmente, la CONVENCIÓN PARA LA SALVAGUARDA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL (2003), través del cual, la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, denominada en adelante “la UNESCO”, en su 32ª reunión, celebrada en París del veintinueve de septiembre al diecisiete de octubre de 2003, reconoce el valor del patrimonio cultural y obliga a las partes, a protegerlo de la siguiente manera:

“A los efectos de la presente Convención,
1. Se entiende por “patrimonio cultural inmaterial” los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana. A los efectos de la presente Convención, se tendrá en cuenta únicamente el patrimonio cultural inmaterial que sea compatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos existentes y con los imperativos de respeto mutuo entre comunidades, grupos e individuos y de desarrollo sostenible.

(…)
Artículo 11: Funciones de los Estados Partes
Incumbe a cada Estado Parte:
a) Adoptar las medidas necesarias para garantizar la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial presente en su territorio;
b) Entre las medidas de salvaguardia mencionadas en el párrafo 3 del Artículo 2, identificar y definir los distintos elementos del patrimonio cultural inmaterial presentes en su territorio, con participación de las comunidades, los grupos y las organizaciones no gubernamentales pertinentes.”

En este orden de ideas, y dada la reciente violación de los derechos de autor y patrimonio cultural intangible inherente a la cultura Maya, resulta relevante que el Congreso del Estado se manifestara a efecto de solicitar a la Federación a efecto de que a través de la Secretaría de Cultura se solicite el respeto a las convenciones internacionales y en su caso, se restituya el daño patrimonial de la cultura maya a través de regalías y reconocimiento de derechos morales.

*****

*Abogado, maestro en Derecho empresarial por la U. Del Mayab. Maestro en Propiedad Intelectual e Industrial y Derecho de la Competencia por la U. De Alicante, España. Experto en Arbitraje de Marcas y Nombres de Dominio por la OMPI, en Ginebra, Suiza.

Columna anterior…

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

 

La imagen puede contener: una o varias personas