Inicio Columnas Opinión | Álvaro Cuevas: Un reconocimiento que deja huella en la Galería...

Opinión | Álvaro Cuevas: Un reconocimiento que deja huella en la Galería Urbana de Guadalajara || Explorador de Mundos / Fernando Castro Borges

Compartir
Foto: alvarocuevas.com

Por Fernando Castro Borges

Álvaro Cuevas es un escultor que nos ha llamado a ser parte de una revolución. Ha tomado las calles de su natal Guadalajara y nos ha mostrado como hacer de una ciudad un corredor cultural.

Es así que este artista ha tenido la sensibilidad y el compromiso del aquí y ahora. Su firma es la parte irrepetible de su materia como persona: su huella dactilar haciendo de esta algo muy profundo, nos dice lo irrepetible que somos y de ahí lo importante de dejar constancia de nuestro paso.

Foto: alvarocuevas.com

Este artista plástico tiene claro que para trascender hay que dejar una huella, pero una profunda, que conmueva, que nos remonte a aquellos años, cuando de niños lográbamos hacer en origami una grulla, un barco de papel o un sombrero los atesorábamos en algún rincón de la recamara, como orgullo.

Bajo este concepto, la técnica de la papiroflexia, fue concebida la Galería Urbana de Guadalajara. Es impresionante encontrarnos con jirafas monumentales, lobos, ardillas, barcos, un avioncito, conejos, entre otros diseños únicos, todos en blanco como un gran lienzo en la que resalta su huella.

Cuevas lo ha logrado que estos espacios, con sus obras, se hayan convertido en un punto de encuentro social, mostrando que la capital del estado de Jalisco es vanguardista, es cultural e inquieta, y que se permite explorar.

Foto: alvarocuevas.com

Es un artista en plenitud, con ideas claras, que adquiere un compromiso con él mismo, que se da el tiempo de reflexionar. Él concibe al arte como “el saber hacer” que implica todas las disciplinas. La creación humana tiene el dominio de transformar.

Vanguardista, siempre en búsqueda, experimentando y explorando sus límites, ha podido crear el huellismo, que es una propuesta artística consistente en pintar utilizando las yemas de los dedos. Ya lo ha patentado como un orgullo de arte mexicano.

Este artista plástico es multidisciplinario, es exitoso, su obra es disfrutable y tiene un hondo compromiso social en el que nos convoca a dejar huella como el símbolo más auténtico y único de nosotros.

Foto: alvarocuevas.com

****

Columna anterior:

Opinión | Polar Music Prize 2020 reconoce la experiencia y sensibilidad de Anna Netrebko y a Diane Warren || Explorador de Mundos / Fernando Castro Borges