Inicio Ecología Exhorta WWF al gobierno mexicano a regular recoja y aprovechamiento de sargazo

Exhorta WWF al gobierno mexicano a regular recoja y aprovechamiento de sargazo

Compartir

Aunque se espera que sea menor a la de 2018, la cantidad de sargazo que arribará a las costas que bordean el Mar Caribe durante este año será suficiente para generar problemáticas ambientales, sociales y económicos que deben atenderse de manera urgente, consideró el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) a través de un pronunciamiento.

Dado que muchas zonas de actividad turística implementan trabajos para mitigar los efectos negativos del sargazo en las playas, las medidas para proteger a los ecosistemas costeros como los pastos marinos, los corales y los manglares y las comunidades locales son insuficientes, apuntó la organización.

Por lo anterior, WWF exhortó al gobierno federal a que se emita la regulación necesaria para el manejo, recolección y aprovechamiento del sargazo de forma que se proteja el medio ambiente, las especies marinas y la salud de las personas.

En este mismo sentido, hizo un llamado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para que emita la Norma Oficial Mexicana sobre el manejo del sargazo y una norma emergente para su atención inmediata; así como al Instituto Nacional de Acuacultura y Pesca (Inapesca) para publicar recomendaciones de manejo pesquero del sargazo y reglas que eviten la pesca incidental de otras especies.

Crisis

Puesto que aún no se conocen en su totalidad los factores que ocasionan el sargazo, ni se han desarrollado estrategias precisas de monitoreo y predicción, así como los impactos por su extracción y disposición, resulta necesario fortalecer las regulaciones para evitar impactos ambientales, explicó WWF.

Algunos de estos impactos pudieran ser la captura incidental de especies en las barreras para contener a las algas, la obstrucción de los procesos de anidación de tortugas, o la contaminación de sistemas lagunares y aguas subterráneas por su disposición inadecuada.

En este sentido, llamó a los tres niveles de gobierno a destinar fondos para la protección de ecosistemas costeros y el hábitat de especies pesqueras, incluso, como parte de los planes de reactivación económica tras la emergencia sanitaria a fin de paliar las necesidades de poblaciones vulnerables.

«Este año, su arribazón, que se observó desde la tercera semana de mayo, se suma a la crisis sanitaria que afecta a las comunidades costeras, sobre todo a aquellas de menores recursos, por lo que es imprescindible que las acciones para hacerle frente consideren a los grupos que viven de la pesca y el ecoturismo», apuntó el organismo internacional.

Desde 2011, la arribazón de esta macroalga se ha intensificado, llegando en 2018 a concentrar hasta 20 millones de toneladas en las costas del Caribe, según observaciones de la NASA.

Si bien los ecosistemas que forma el sargazo en las zonas marinas es benéfico para la salud de los océanos, su llegada masiva a las costas representa una problemática compleja y de dimensiones globales, alcances regionales e impactos locales, por lo que el WWF consideró que la colaboración entre naciones es clave para su atención.