Inicio Columnas TULUM | AMLO con discurso de campaña permanente

TULUM | AMLO con discurso de campaña permanente

Compartir

 

Por Luciano Núñez

 

No pareció un acto de gobierno. El discurso del presidente, Andrés Manuel López Obrador, en Tulum, se perfiló más a buscar las arengas y aprovechó para hacer un recuento de los avances de gobierno, como si siguiera en plena campaña.

De los 44 minutos de discurso AMLO ocupó alrededor de media hora para hablar de las acciones de gobierno, refrescar muletillas como “me canso ganso” y el ariete de “acabar con la corrupción”, el mal de todos los males, según su filosofía de gobierno. Sin embargo, vale decirse, lo hizo con la eficacia comunicativa de siempre y levantó aplausos como si el campo electoral fuera el terreno. No melló en esto que el gobierno municipal anfitrión sea perredista, donde ganó el PRD con Víctor Mas Tah.

Recuento

Bajo el mismo esquema comunicacional de campaña, López Obrador repitió la receta favorita de la robadera; el saqueo de las tomas clandestinas; la condonación de impuestos; la pensiones de ex presidentes, “que se rayaban”. Y no desaprovechó la oportunidad para hablar de sus programas de estudio, de jubilación, el apoyo a los campesinos, la reforma educativa, y de paso, tirar buenas señales al gobernador: “Estamos trabajando con el gobernador Carlos Joaquín”.

En sus típicos escarceos, recordó que el Sureste ha sido el más castigado de México. Desde donde se extrajo el petróleo y se llevaron las divisas del turismo: “Son los estados con más pobreza”, refirió.

¿Qué prometió?

La instalación de gas natural y amplificación del tendido eléctrico. “Creció la población en Quintana Roo con las mismas líneas de CFE. Sobre el Tren Maya, escuetamente dijo que la inversión es del orden de 40 mil millones de pesos. “Significará muchos empleos, trabajo y beneficio de la gente”.

Por otro lado, habló de la necesidad de ordenar el territorio, “donde también hubo abuso y despojo de tierra”, algo que anunciará en Solidaridad, donde acaba de perder la elección aunque el gobierno de Laura Beristain es de bandera.

Del temido sargazo, insistió en lo mismo: que dio instrucciones al secretario de Marina y se van a construir embarcaciones especiales y acabar con ese problema. Finalmente, dejó en espera todavía a Chetumal con la Zona Libre: será hasta el año que viene. “Voy a cumplir con ese compromiso en Chetumal”.

Para no desentonar con su línea discursiva recordó lo que es la 4T. Si le ha resultado hasta ahora su plan de comunicación, AMLO seguirá en el mismo tren…el tren de la campaña permanente.