Inicio Noticias TRABAJADORES DESPEDIDOS SON AMENAZADOS DE EMBARGO AL NO CUBRIR ADEUDOS CREDITICIOS

TRABAJADORES DESPEDIDOS SON AMENAZADOS DE EMBARGO AL NO CUBRIR ADEUDOS CREDITICIOS

Compartir

Por Juan Palma 

Utilizando amenazas de embargo o con boletinarlos al Buró de Crédito, las agencias de cobranzas amenazan a sus clientes para cobrar los préstamos económicos de los morosos o en cartera vencida que se han visto retrasados en sus pagos al perder sus empleos ante la ola de despidos registrados en los últimos días, principalmente en Chetumal.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) pide a los afectados a denunciar estos hechos, al violentarse el artículo 226 del Código Penal.

En estos últimos días se han elevado las quejas de los  ciudadanos inconformes con el trato de las agencias de cobranzas a través de los “avisos de  notificación”. La cantidad de inconformes podría ser mayor, tomando en cuenta aquellos que evaden denunciar.

Las advertencias van desde una amenaza para el cliente de ser boletinado al Buró de Créditos para ser catalogado como una persona no sujeta a un préstamo, hasta el embargo de objetos personales que cubran el monto del adeudo.

condusef

Estos actos intimidadores, violentan el artículo 226 del Código Penal el cual estable que para hacer efectivo un derecho o pretendido derecho que deba ejercitar, empleare violencia, se le aplicará prisión de 3 meses a un año o de 30 a 90 días de multa.

Por ello, exhorta a los usuarios a denunciar cualquier tipo de ofensa de agentes de cobranza que incurren en actos intimidatorios.

La Condusef tiene registro de casos donde han allanado inmuebles, provocando daños a propiedades de los deudores. Otro de los problemas que enfrentan los clientes morosos, son las constantes llamadas telefónicas por parte de las agencias de cobranza. Generalmente las efectúan de 7:00 de la mañana, hasta 8:00 de la noche.

Sin embargo, en caso de que el deudor no conteste la llamada en este periodo del día, el acreedor está en su derecho  de realizarla a cualquier hora.

Las empresas buscan sacar provecho y no sólo recolectar montos, sino recargos, gastos de cobranza, intereses, y el 99 por ciento no tiene un respaldo para realizar los cobros, por eso amenazan por otros medios.