Inicio Columnas Se rompe el PRI en Isla Mujeres | Sacerdotisas Mayas

Se rompe el PRI en Isla Mujeres | Sacerdotisas Mayas

Compartir

Las relaciones y matrimonios son cosa difícil, piensan las Sacerdotisas Mayas, al escuchar tantas y tantas canciones de Arjona sobre el amor y el desamor. Y que más letal para amor y las buenas relaciones que los malos tratos y los desprecios.
Como bien lo dijo el refrán popular “cuando no te quieran lo sabrás, aunque no te lo digan”, y es que así le acaba de suceder a las fuerzas del PRI de Isla Mujeres que han sido despreciadas por el Comité Estatal de este partido.
Y es que para los dirigentes del tricolor no es suficiente que el PRI en la ínsula cercana a Cancún no hayan perdido una sola elección desde el 2012. No es suficiente que el munícipe, Juan Carrillo, haya sacado amplia ventaja sobre sus contrincantes en las pasadas elecciones. Para la dirigencia del priismo estatal el desprecio a los locales isleños es la moneda con que les pagan.
También es cierto que la indiferencia jamás pasa desapercibida, y las fuerzas priistas locales de Isla Mujeres han amenazado con la ruptura y la separación.
El amor muchas veces no es correspondido y no importa la devoción y el fervor que en ello se imprima, así lo han aprendido los priistas isleños.
Y ya atribuladas en historias de pasión y desasosiego, las Sacerdotisas Mayas auguran en el Oráculo Maya malos comienzos en el PRI a meses de arrancar la carrera por las diputaciones, y a pesar del hermetismo, la ruptura asoma las narices. Porque como diría el legendario escritor inglés William Shakespeare: “Las heridas que no se ven son las más profundas”.