Inicio Columnas Sacerdotisas Mayas | Gustavo Miranda: Verde y sonámbulo en el Congreso del...

Sacerdotisas Mayas | Gustavo Miranda: Verde y sonámbulo en el Congreso del Estado

Compartir

Las adoradoras de Ricardo Arjona no podían faltar al 45 aniversario de la instauración de Quintana Roo como Estado Libre y Soberano. Tomaron el “guajoletero jet” de ADO y se encaminaron al Sur, donde los queques con queso bola y los machacados son el condimento perfecto para tomar el aire salitroso del bulevar Bahía.

La ceremonia transitó con los discursos del gobernador y varios diputados que rescataron la riqueza histórica de este Estado, que ha dado oportunidades a miles de inmigrados, tanto de México como del Mundo. Estaban tranquilas en el recinto cuando lo vieron: el diputado Gustavo Miranda, del Partido Verde, hizo otra acción propia de su inmadurez. Terminado el discurso del gobernador Carlos Joaquín, sus cortos reflejos políticos (otros le llaman falta de respeto o lisa y llana ignorancia), no atinó a saludar al titular del ejecutivo que quedó por un lapsus sin saber qué hacer. Fue el magistrado Antonio León quien tuvo que brincarse al imberbe para sortear el momento. Este episodio se suma al descalabro que propició Miranda días atrás cuando, apenas iniciaba la actual legislatura, agredió verbalmente a su compañero “Chanito” Toledo y, minutos más tarde, se generó una batahola de manotazos y patadas entre Hernán Villatoro y Carlos Hernández Blanco. Fino espectáculo.

Las mujeres que no daban cabida a esta acción de desatino, recordaron en esos momentos al célebre poeta español Federico García Lorca en su popularísimo Romance sonámbulo, cuyas estrofas inician con un “Verde que te quiero Verde”. Así está el sucesor de Remberto Estada y esbirro del Niño Verde…verde. Así, el Oráculo Maya ha hablado…

 

Romance sonámbulo, de F. García Lorca (Análisis)