Inicio Columna Sacerdotisas Mayas | El “mal viaje” GL y el bobox en terapia...

Sacerdotisas Mayas | El “mal viaje” GL y el bobox en terapia intensiva

Compartir

Lo pensaron más de una vez, pero al final se decidieron: las Sacerdotisas Mayas querían atravesar, al menos una vez en la vida, la experiencia de viajar en ADO GL, el servicio VIP de la empresa que monopoliza el servicio de transporte en Quintana Roo, cuyos precios suben con y sin aviso también.

Viajar en GL era algo que siempre habían eludido por razones “obvias”, como decía un músico amigo de Arjona; es decir, por economía familiar e individual. El pasaje cuesta poco más de 100 pesos más que el servicio “normal” y poco más de 200 pesos del servicio de segunda, donde no hay baño ni número de asiento.

El asunto es que, viendo la publicidad, las mujeres soñaron casi casi con volar en un avión hasta su Chetumal natal: tierra de queques y amplias avenidas; pero como suele suceder con la publicidad engañosa, el desencanto fue rotundo.

Eso sí: la espera fue con aire acondicionado, donde guardaron los abanicos; y en el acceso a la unidad las recibieron refresco, auriculares y kit para café: hasta ahí todo marchaba como lo habían pensado; el problema fue a bordo de la unidad, que no tenían dónde cargar el teléfono “ladrillo”, marca Nokia, con pilas de 108 horas continuas; los asientos no se reclinaban lo suficiente, lo que provocaron un fuerte dolor de bobox a las mujeres que llegaron molidas a tomar infusiones y quemar inciensos para el intenso malestar.

Ya arrepentidas, las mujeres recordaron el otro dolor: que para subir en la “nave prometida”, las pitonisas había roto el cochinito lleno de monedas de 50 centavos que tardaron casi una hora en contar. “Solo se vive una vez”, habían dicho a la hora de adquirir el boleto. Pero a la luz de los resultados, el “guajolotero jet” no falla y cumple con el objetivo: traslada. Así, el Oráculo Maya ha mal viajado.

Tarifas:

Viaje de segunda: 308

ADO Normal: 426

ADO GL: 546

 

 

Dejar una respuesta