Inicio Columnas Sacerdotisas Mayas | Alineación cósmica para que Ricalde y Greg vuelvan a...

Sacerdotisas Mayas | Alineación cósmica para que Ricalde y Greg vuelvan a ser compañeros de aventuras

Compartir

Sacaron calculadoras, miraron al cosmos infinito y releyeron la edición completa del Chilam Balam (además de incienso prototipo de sargazo) para entender lo que sucederá en estas elecciones: Una alineación única, quizás, en siglos, que viene a dar, seguramente, toda una lección de vida.

Así como habían jurado jamás volverían a comer Tacos de Muerte Lenta: desde la última intoxicación, ha pasado que la extrema circunstancia (hambre voraz de adrenalina) las tuvo ahí de nuevo, frente al único taquero que abre a deshoras y les ofrece peligro en tortillas.

De la misma forma, ahora los antiguos socios políticos, y después, archi enemigos, Julián Ricalde y Greg Sánchez, volverán a ser parte de un mismo equipo de trabajo. Sí, compañeritos de aventuras.  Ya ve que las fuerzas del “más acá” funcionan de extrañas maneras, porque resulta que el PES al parecer no logrará registro y, la única alternativa para que Sánchez sea incluido en el distrito III es a través del Sol Azteca, partido al que perteneció por muchos años; allí donde Julián RIcalde, pese a que alguna vez renunció, tuvo que regresar a sus brazos y lo encuentra ahora en plena caída libre, esto gracias a Chuchos y Compañía. Lo extraño de este asunto, es que el uno deberá trabajar para el otro. La ecuación trae un cerrojo: Mientras más votos obtenga Greg, son mayores las posibilidades de que Julián pueda ingresar como Pluri al Congreso; en el caso de Greg, estaría  obligado a ganar para entrar y jugarse acaso su carta más fuerte en la política, dado que perdiendo sería el ocaso. Al perecer irá contra Emiliano Ramos, el mejor posicionado de Morena.

Es decir, ambos están obligados por las circunstancias como si el universo se hubiera ensañado en ponerlos juntos, juntos para siempre en esta dimensión de la política; “lejos y cerca y duele”, diría Ricardo Arjona, o si no lo dijo, lo dirá. Por eso, la Sacerdotisas apelaron a la sabiduría popular para entender que: “hay almas que nacen para encontrarse, y uno nunca sabe para quién trabaja”. El Oráculo Maya ha hablado…