Inicio Columna Procesan por plagio a escritora contra jurisprudencia de 1947 | Es racista,...

Procesan por plagio a escritora contra jurisprudencia de 1947 | Es racista, discriminatorio y absurdo: especialista

Compartir

Por Luciano Núñez

“Es lamentable y discriminatorio que los jueces de distrito de Yucatán hayan encontrado culpable de plagio a una periodista pasando por alto una tesis de 1947 violando tratados internacionales y la propia Constitución”, afirma el abogado Hugo Alday, quien además de especialista en la materia, es árbitro en asuntos de derechos de autor.
Se trata del caso de la periodista Eugenia Montalván, quien también es editora y realizó un trabajo sobre los mosaicos, tema que había sido abordado por otra autora de Yucatán, pero cuyo contenido es totalmente diferente.

Como el quintanarroísmo de Borge
Alday Nieto, quien además es primo del ex fiscal de la FEPADE Santiago Nieto, alertó que es importante que los jueces se pongan a revisar el caso de la escritora Montalván a la que están afectando sus derechos por el hecho de no ser yucateca, “es un caso de racismo y discriminación”, califica. De acuerdo con los peritajes el contenido es diferente, pero aun así fue condenada por los jueces de distrito.
“Compararía esto con el quintanarroísmo de Roberto Borge que ocurrió hace un sexenio. Ojalá la autoridad pueda enmendar esta plana porque es un desacierto y un desaseo al derecho de autor en México”, ahondó el abogado, quien además funge como coordinador de la entrante administración de Cancún, como parte del equipo de la morenista Mara Lezama.

Hugo Alday con el equipo de Mara Lezama, en la transición en Cancún.

“Escribir sobre un mismo tema no es plagio”
Para el abogado los jueces no se están acogiendo a la definición de plagio que ha establecido el poder federal en sus tesis desde hace ya varias décadas. “No porque se escriba de una misma materia ya existe el plagio, o porque exista un título semejante existe el plagio, de ninguna manera; porque dos personas hagan una obra de los mosaicos ya va a existir un plagio. Existe la posibilidad de que dos o varias personas escriban sobre el mismo tema y que el contenido de las obras sea diferente”, remarcó. Incluso, las conclusiones de una obra pueden ser muy parecidas, pero si el contenido es diferente no existe un plagio. “Plagio es reproducir una obra con sus contenidos y ponerle el nombre de un tercero, lo que aquí no se da”, señala contundente.

Argumento caduco
El argumento legal en el que los jueces sustentaron su proceso se basa en el artículo 424 fracción III del Código Penal de la Federación, que dice que quien use en forma dolosa o con fines de lucro y sin autorización obras protegidas por el derecho de autor. En este caso no se dieron ninguna de las dos situaciones. “En el supuesto de que sí hubiera usado una obra para enriquecer la suya, estaríamos en un ´uso de´, sin haberle dado el correspondiente crédito. Pero si ellos consideran que es un plagio, que Eugenia editó su obra cuyo contenido es idéntico a la obra anterior, en este caso claramente no se da”, insistió.
Finalmente, lamentó que los jueces de Yucatán resuelvan sin conocer los conceptos de uso de obras protegidas. “Están usando la ley federal y poder judicial con fines regionales”.

Dejar una respuesta