Inicio Noticias Premian en China investigación en cavernas de Tulum

Premian en China investigación en cavernas de Tulum

Compartir
El Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, Tulum, se inició a finales de 2011, después de que tres espeleobuzos (Alejandro Álvarez, Alberto Nava y Franco Attolini) descubrieron una inmensa oquedad al explorar una cueva inundada en plena selva de Tulum.

Noticias Pirámide, Ciudad de México.- El Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, Tulum, que lleva a cabo desde 2011 la Subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), fue elegido por el Shanghai Archaeology Forum (SAF, Foro Arqueológico de Shanghai) de la Academia China de Ciencias Sociales para recibir el Premio Descubrimiento en Campo (Field Discovery Award), el cual será entregado el próximo 8 de diciembre en dicha ciudad de China.

El proyecto fue presentado ante el SAF por la arqueóloga Pilar Luna Erreguerena, directora general, y James C. Chatters, investigador principal de la citada iniciativa.

Debido a que ambos especialistas se encuentran realizando la última temporada de campo de 2017 en la selva de Tulum, será Roberto E. Junco, subdirector de Arqueología Subacuática, quien recibirá este reconocimiento y hará una presentación del proyecto premiado durante el Tercer Foro Arqueológico de Shanghai, que tendrá lugar del 7 al 12 de diciembre.

En su carta de notificación, el Profesor Wang Wei, miembro honorario del Instituto Arqueológico de América de la Academia China de Ciencias Sociales, señala que el Comité de Selección revisó 91 nominaciones en dos rondas en las que se puso especial énfasis en los principios de excelencia e imparcialidad.

El comité está integrado por 30 renombrados expertos que representan diferentes regiones del mundo. El galardón del SAF incluye dos categorías: Premio por Descubrimiento en Campo (Field Discovery Award) y Premio a la Investigación (Research Award), otorgados a aquellos descubrimientos e investigaciones que han sobresalido y que sirven como “una plataforma internacional para una mejor comprensión de la investigación arqueológica y su importancia y relevancia en el mundo de hoy”.

LOS INICIOS DEL PROYECTO

El Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, Tulum, se inició a finales de 2011, después de que tres espeleobuzos (Alejandro Álvarez, Alberto Nava y Franco Attolini) descubrieron una inmensa oquedad al explorar una cueva inundada en plena selva de Tulum.

En el fondo estaba el esqueleto humano femenino conocido como “Naia”, que resultó ser el más completo y antiguo encontrado hasta ahora en América. Corresponde a una joven de entre 15 y 17 años de edad que vivió hace 12,000 o 13,000 años, durante el Pleistoceno Tardío, en la península de Yucatán. Gracias a los estudios y análisis de estos restos óseos se ha podido profundizar en el conocimiento sobre los primeros pobladores del continente americano que llegaron a través de Beringia.

También se encontraron restos de 33 animales prehistóricos pertenecientes a 13 especies, cinco de ellas extintas (gonfoterio, tigre dientes de sable, perezoso gigante de tres tipos, oso tremarctino y un gran lobo parecido al cánido sudamericano) y el resto todavía existente (puma, chancho de monte, coatí, tapir, murciélago, zarigüeyas y una especie de gato pequeño aún no identificado).

En 2014, el descubrimiento del esqueleto de “Naia” fue considerado entre los diez más importantes del mundo.

DATOS

En el proyecto participan:

100 especialistas, universidades, agencias oficiales, organizaciones y fundaciones de México, Estados Unidos y Canadá
Profesionales como paleontólogos, arqueólogos, antropólogos físicos, geólogos, geoquímicos, paleobotánicos, médicos, técnicos y expertos en computación de punta.

2015, dos de las iniciativas de mayor envergadura del INAH fueron reconocidas con los Premios SAF: en la categoría de Investigación fue galardonado el Proyecto Templo Mayor que dirige el doctor Leonardo López Luján, y como mayor descubrimiento de campo, el proyecto Tlalocan, en Teotihuacan, encabezado por el arqueólogo Sergio Gómez Chávez, siendo considerados de los diez mejores trabajos en investigación arqueológica a nivel mundial en los últimos años.

 

Dejar una respuesta