Inicio Sin categoría Por falta de presupuesto el centro de atención animal es un Lecumberri...

Por falta de presupuesto el centro de atención animal es un Lecumberri para mascotas

Compartir
Considera la fundadora de la Perrera Municipal -ahora Centro de Atención Animal- que debe incrementarse el presupuesto para realizar tareas de esterilización y captura de animales para donarlos, o bien, sacrificarlos cuando estén enfermos.

Para frenar las peleas de perros, atender el maltrato animal y la presencia de fauna en las calles se requiere incrementar el presupuesto a la Dirección de Protección y Bienestar Animal porque actualmente el Centro de Atención Animal es el equivalente al Lecumberri para mascotas; actualizar la Ley de Bienestar y Protección Animal del estado y capacitar a los ministerios públicos para que reciban las denuncias, porque actualmente no lo hacen.

La presidenta de la Sociedad Protectora de Animales, Sara Rincón Gallardo, quien fundó la perrera municipal en Benito Juárez –fue autorizada en 1992 y su construcción comenzó un año después- reconoce que ahora esas instalaciones bautizadas como Centro de Atención Animal carecen de presupuesto para operar correctamente. Incluso, recuerda que cuando fue pintada en la administración de Paul Carrillo (2013-2016), poco después ésta se cayó, pese al presupuesto millonario invertido.

El personal carece de equipo porque cuando los ciudadanos solicitan retirar algún animal de las calles, con un laso los capturan y trasladan a las instalaciones, no cuentan con guantes y un bastón especial ni tampoco con camionetas cerradas. Y tampoco cuentan con recursos para esterilizar a las mascotas, calcula que la fauna callejera ronda en las 80 mil especies de perros y gatos.

Las instalaciones actualmente se encuentran abandonadas “parecen un Lecumberri para perros”, no se lleva a cabo su esterilización, vacunación y desparasitación de los animales en forma inmediata, sino hasta que los ciudadanos los eligen para adoptar.

Otro factor que genera que continúen las peleas de perros es que se requiere contar con una Ley de Bienestar y Protección Animal acorde a las necesidades actuales a fin de sancionar a quienes promueven ese tipo de peleas.

Y sobre todo, también se debe capacitar a los ministerios públicos porque desconocen que la Ley de Bienestar establece sanciones contra el maltrato animal y eso ha generado que no se castigue a las personas que dejaron sin un ojo a un perro o que “machetearon” a otro o violaron.

Consideró necesario que así como hizo en el pasado, con apoyo de estudiantes universitarios, se realice un censo de mascotas en el municipio y además se cree un impuesto por cada perro, gato o mascota que poseen los ciudadanos. Y a cambio, se ofrezca deducir los gastos por alimento y medicina para los animales.