Inicio Columna Opinión | Figuras de la incongruencia, por David Lara Catalán

Opinión | Figuras de la incongruencia, por David Lara Catalán

Compartir

Por David Lara Catalán

Paul Ricoeur cita de Louis Althusser la idea de figuras de la incongruencia: “La posibilidad de incongruencia, de discrepancia, presupone ya de muchas maneras que los individuos así como las entidades colectivas están relacionadas con sus propias vidas y con la realidad social (…) según el modo de la incongruencia. Todas las figuras de la incongruencia deben ser parte de nuestra pertenencia a la sociedad”.

 Corrupción, inseguridad y pobreza

Esto a propósito de lo siguiente: ya inició el proceso electoral en México. El marco que permea este ambiente electoral conlleva, de modo general, los temas de corrupción, inseguridad, la pobreza económica de enormes sectores poblacionales y ni se diga el de la falta de credibilidad en el propio proceso electoral. Me pregunto: ¿si no hay confianza en el árbitro electoral entonces por qué se participa? Sea esta una de las primeras figuras de la incongruencia que permea nuestra vida social.

A pesar de lo complejo de nuestras problemáticas poco se sabe de las propuestas específicas para abordar y enfrentar de manera seria y honesta dichas complejidades por parte de los suspirantes. Se sabe infinitamente más de acusaciones de corrupción y ataques recíprocos entre ellos, así como amenazas de detener algunos proyectos económicos y de desarrollo de infraestructura porque, según se acusa, están manchados con dinero de la corrupción.

No falta quien piense en que todos los jóvenes deben ir a la Universidad porque es mejor que tenerlos sin trabajo y sin posibilidades de desarrollo, tal como si la Universidad fuera una forma de entretenerlos, o una especie de MMC (Mientras me caso).

 Generaciones de egresados sin trabajo

Foto: Animal Político.

Lo interesante es no perder de vista cómo grandes generaciones de egresados universitarios en el país no tienen trabajo o están sub-empleados o con muy bajos salarios. Lo que pone en duda la efectividad de la Universidad como modelo de movilidad social. ¿Otra incongruencia más de nuestro sistema de vida?

Al respecto de la delincuencia y la grave inseguridad en gran parte del país no se ha dicho gran cosa. No se ha dicho, por ejemplo, cómo se va a enfrentar a los grupos delictivos, cuál será la estrategia de seguridad pública, cuáles serán los principales hitos, cuánto tiempo habrá de pasar para que los resultados, si es que hay proyecto, sean visibles. Y si todos reconocen la corrupción como un grave problema, ¿qué harán con los corruptos? Sobre todo porque éstos no habrán de desaparecer sólo porque cambie el sexenio.

Photoshop

La herramienta más importante que sí han exhibido es la del photoshop. Me pregunto si será esta la misma técnica que emplearán a la hora de enfrentar los diversos problemas sociales que vivimos. Por lo demás, las fotos con los más pobres, los adultos mayores y los más excluidos es por demás reiterativa y elocuente. “Si yo siempre los he querido”, parecen decirles al oído. No hay sorpresas, y no podría ser de otra manera, este es el contexto en el que hemos vivido y no podemos ser ciegos ante esta triste realidad. Es un contexto cargado de incongruencias.

 

Mexicanidad según Octavio Paz

Retomo de Octavio Paz lo siguiente: “La mexicanidad es una manera de no ser nosotros mismos, una reiterada manera de ser y vivir otra cosa”. En el marco de la incongruencia nos desenvolvemos y desarrollamos nuestras formas de vida. Por lo que no es la racionalidad ni el ejercicio pensante lo que nos explica, es decir, no explican nuestros pensamientos ni formas de vida ni nuestras decisiones. Tal vez habría que ir a ese espacio de lo imaginado, en su peor versión, para situar el origen de nuestros discursos y acciones. Ahí mismo, el odio, la venganza, el rencor y la frustración son los rasgos de un electorado cansado pero incapaz de organizarse; sin duda, estos serán factores esenciales en el próximo proceso electoral. Son factores que además se capitalizan muy bien por parte de los contendientes en el ámbito de las acusaciones recíprocas.

 

Incongruencias

El espacio electoral no deja de ser otra de esas figuras de la incongruencia, llamémosla hipocresía-: mucho se le cuestiona, poco o nada se le cree pero es un ejercicio sumamente rentable financieramente y que puede ser aún más si se llega a la administración de los recursos públicos. La “fiesta electoral” es gratis, la pagan los contribuyentes, así que hago la fiesta, dicen los partidos políticos, y obtengo ganancias de todo tipo. Ya la permanencia dentro del presupuesto que se otorga año con año a los partidos políticos es una forma de ganancia. Sólo como ejemplo:

FINANCIAMIENTO PÚBLICO A LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN 2017 Y 2018.

(Millones de pesos)

PARTIDO POLÍTICO MONTO ASIGNADO

(2017)

MONTO ASIGNADO

(2018)

PRI MIL MILLONES MIL 689 MILLONES
PAN 759.4 MIL 281 MILLONES
PRD 455.1 773
MORENA 380.5 650
PVEM 338 578
MOVIMIENTO CIUDADANO 313 537
NUEVA ALIANZA 246 419
ENCUENTRO SOCIAL   398
PT   376
INDEPENDIENTES   42 MILLONES 963 MIL 332

A esto súmele el gasto no detectado, es decir, de origen oscuro que no reportan los partidos y que se presume es de procedencia ilícita. Sirvan estas cifras para ilustrar aunque sea un poco cuánto cuestan nuestras incongruencias y cuánto, sin embargo, alimentan toda una compleja forma de vida.

David Lara Catalán es maestro en Gestión Pública y reconocido escritor radicado en Chetumal, Quintana Roo.

Dejar una respuesta