Inicio Columnas Opinión | Alcides Núñez: Juglar de Tucumán / Explorador de Mundos /...

Opinión | Alcides Núñez: Juglar de Tucumán / Explorador de Mundos / Fernando Castro Borges

Compartir

Por Fernando Castro Borges

El folklore se sitúa en nuestro continente desde el siglo XVII con su contribución musical, poética, y artística. Esta manifestación cultural en Argentina se origina con la multiplicidad de asentamientos e identidades indígenas diversas. Se puede entender el origen y su desarrollo a partir de cuatro acontecimientos históricos que le da cuerpo a este movimiento, el cual ha perdurado y se ha consolidado en el gusto de millones, al paso del tiempo.

Sin lugar a dudas, los sucesos que han influido en el vasto legado cultural del folklore fueron: la colonización española, la inmigración africana forzada como consecuencia de los esclavos traídos durante el dominio ibérico del siglo XVI hasta el XVIII, otros hechos importantes en la historia argentina que han inspirado a ésta corriente musical fue la inmigración europea a finales del siglo XIX hasta las primeras cuatro décadas del pasado, aparte de la movilidad social que ha tenido la nación de Borges y Cortázar, en los últimos cincuenta años .

Es una música valiente, de una muy importante reflexión y denuncia que remó contracorriente cuando se censuró, por la represión cultural impuesta por la dictadura instalada entre 1976-1983. Floreciendo luego de la Guerra de las Malvinas de 1982.

De ésta tradición musical han surgido grandes exponentes que han llevado su canto como unos majestuosos juglares a todas partes del mundo, como Héctor Roberto Chavero, universalmente conocido como Atahualpa Yupanqui; Jaime Dávalos, Cuchi Leguizamón, Iván Cosentino, Eduardo Falú, Rolando Amadeo Valladares y Armando Tejada Gómez o la tucumana más global Mercedes Sosa, quienes con una amplia colección de discos nos dieron a conocer una serie de leyendas, historias y anécdotas que enriquecido este canto que en ocasiones obliga limpiarse las lágrimas por lo que en ellas cuentas.

 

 

Es una tradición viva, que informa y que también enamora, que recuerda y denuncia, es una música que se mueve y hacer mover al quien cae rendido en sus acordes y letras; escuchando una verdad de la realidad.

Actualmente, hay muchísimos exponentes de esta corriente musical. Alcides Núñez es uno de ellos. Con canciones como: “Veteranos con honor”, donde rinde un homenaje a los combatientes que lucharon con decisión en las Malvinas, “Plegaria por…” o “Me Marcho”, que se han vuelto obligadas en el Departamento Juan Bautista Alberti, su lugar de origen, en la provincia Tucumán. Su canto es fuerte, su voz impone, tiene presencia en la atención de su auditorio. Es un artista en toda la extensión de la palabra es cantante, compositor, arreglista, director musical.

Alcides, inició profesionalmente en la mitad de la década de los ochentas, donde era la voz principal de “Huayratuc”, en donde grabó dos discos. Posteriormente, como solista otras tres producciones: “Sueños e Ilusiones”, “Música con el Alma”, “Dejar Huellas” y más recientemente “Volví”.

En esta producción existe una decena de canciones. Cada uno de los temas son una poesía bien escrita, con un profundo amor a la tierra y a lo esencial de nuestras vidas; en esta serie de melodías destaca “Los Caminos de Tafí”, donde el intérprete se vuelve un anfitrión de este lugar que lo vuelve mágico, con su canto nos hace sentir sus texturas, nos regala el escuchar a los cantores al ritmo del charango, guitarra y bombo; saborear el vino y el queso, mirar las montañas que son parte de la Sierra de Aconquija.

Tucumano, luchador cultural de raíces profundas, con una honestidad sincera al expresar sus conceptos, los cuales acentúa con sus melodías abrazando a los amigos que desde acá brindamos por una sensibilidad que hermana.