Inicio Columna Naderías Totales | Una audiencia formal con uno mismo: delicias del bizarro...

Naderías Totales | Una audiencia formal con uno mismo: delicias del bizarro mundo político

Compartir

“Al otro, a Borges, es a quien le ocurren las cosas…”, Jorge Luis Borges.

Por Luciano Núñez

Días atrás fue noticia nacional una carta que el acalde reelecto del PAN en el municipio de Candelaria, Campeche, Salvador Farías, se envió a sí mismo.

Como Farías tenía que enfrentar a otro Farías para la entrega recepción, decidió ponerlo todo por escrito y con los formalismos que este tipo de actos requiere. No sería cuestión de que después el Farías electo vaya a meterlo en un problemón, conociéndolo como lo conoce. O quizás, vaya a dejarlo plantado como ya ha hecho tantas veces.  Sabe con qué bueyes ara.

Conociendo al otro Farías, ese que a veces ve en el espejo mientras se peina en la mañana, le pidió tenga a bien designar a su equipo de transición para sostener una reunión de trabajo el viernes 27 de julio, “el lugar y horario que usted disponga”.

En el segundo párrafo, el más osado y tenso para entrar en ambiente de negociación con el Farías que detenta la silla del poder, le requiere información disponible sobre la partida presupuestal que el ayuntamiento haya considerado para cubrir los gastos administrativos que se originen con motivo del procedimiento. Es decir, que pague el primero, el que está en el poder, dado que entrante no cuenta con suficiencia presupuestal.

Borges y el Otro

Aun cuando resulta disparatado, surrealista y propio del realismo mágico del caribe, no es novedoso. Jorge Luis Borges hizo un cuento de un supuesto encuentro consigo mismo en un banco en 1969. El Otro se llama el cuento en el que, como Farías, Borges interactúa con otro Borges, este caso ficcional, mucho mayor. “Puedo probarte que no miento. Voy a decirte cosas que no puede saber un desconocido”, le dice un Borges a otro. Incluso le reclama: “El poeta de nuestro tiempo no puede dar la espalda a su época”. Y para terminar de enredar el encuentro, le vaticina: “Cuando alcances mi edad habrás perdido casi por completo la vista”.

Aunque Farías no ha revelado más detalles del encuentro del pasado viernes 27, seguramente todo transcurrió conforme lo planeado y los Farías llegaron a un acuerdo que beneficie a ambos. Los alcaldes reelectos Alexander Zetina, Juan Carrillo, Laura Fernández,  ¿ya habrán hecho la carta y encuentro consigo mismos? Aquí les dejamos el formato de Farías tan bien fundamentado en lo técnico y legal.

Librando lo bizarro, la idea del primer Farías no está del todo mal, de hecho muchos psicólogos utilizan técnicas para interactuar con los demás, y con quien a veces es tan difícil: con uno.

No está mal consolar al personaje que a veces es tan duro consigo mismo, que exprime demasiado al cuerpo, que abusa de sí mismo en horarios no convenientes, que le pone metas irrealizables, que lo aleja de lo que verdaderamente le gusta, que no deja que alguna vez se sienta débil y relajarse, que el dinero no es todo y que un día pueda valer más que una vida mal vivida.

En fin, Farías, gracias por abrirnos a tantas ideas para estar un poco más con nosotros mismos. Gracias a los dos, de verdad.

*********************************

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta