Inicio Columna Naderías Totales | Seguridad: un discurso sincero y el plan está, sólo...

Naderías Totales | Seguridad: un discurso sincero y el plan está, sólo falta que la paz regrese a Quintana Roo

Compartir

Por Luciano Núñez

En otras épocas las filas de camiones y gritadoras eran parte del informe. Su sola presencia imprimía un sello, un estilo. Esta vez no. Agua y bolsas de hielo; hielo y más agua en la entrada al Centro de Convenciones de Chetumal donde el gobernador, Carlos Joaquín González, rendiría su segundo informe. Sin acuerdos, todos esperaban el pronunciamiento sobre un tema que tiene a todos en vilo: seguridad. Lo decían en los pasillos y fue el tema central en el Congreso del Estado. Fue el eje que eligió para cerrar su discurso y en el que admitió que es un tema que, ni siquiera se soluciona con los tres órdenes de gobierno, sino con la participación de todos.

Del Congreso al Centro de Convenciones

El hombre que supo poner fin a los gobiernos priísta de carros completos, escuchó en el Congreso a las únicas voces opositoras: Emiliano Ramos y Mario Villanueva. Ambos remarcaron la falta de paz y el segundo habló de los retrasos del Sur y los rencores que aún superviven en las filas de algunos funcionarios.

Con la voz notoriamente desmejorada, Joaquín González, habló del crecimiento económico sostenido del Estado, con el apuntalamiento de los destinos turísticos con 16 millones de visitas y no omitió en ese sentido un plan sobre el sargazo, el alga que se presenta como una seria amenaza: “trabajaremos en altamar, en aguas someras y en playa”; dijo. Y arengó que también es momento de tomarse en serio lo de cuidar el medio ambiente.

Todos por la paz

Pero el tramo fundamental y acaso más esperado, fue el relativo a la inseguridad, a la que calificó de una magnitud insospechada. En ese aspecto, dijo que será necesaria la participación de los órganos de impartición de justicia, Congreso, medios de comunicación y sociedad en conjunto.

El plan trazado tiene seis ejes, aún cuando es incierta la permanencia del Fiscal Miguel Ángel Pech. “La idea central de esta propuesta es otorgar de manera integral un paquete de ayudas y acciones sociales que conformen un piso básico de bienestar”, aclaró, y especificó que esta estrategia se complementa con actividades culturales, deportivas, capacitación en oficios y la entrega de información para prevenir fenómenos como las adicciones, la desnutrición o el suicidio.

“En estos espacios buscaremos generar lazos comunitarios y de apoyo, para que sean lugares de convivencia, refugio, esparcimiento y aprendizaje, especialmente para los niños y jóvenes quintanarroenses”, expresó.

Como si fuera una película repetida, los empresarios y políticos que se acomodan sin tapujos en todos los gobiernos, están en las primeras filas. Llegan con finas guayaberas y miran con el desdén de quien está codo a codo con el poder.

Combate contra impunidad ha tenido un alto costo

Mientras el calor parecía derretir el pavimento afuera, el gobernador del cambio dijo que su plan de seguridad ha iniciado la instalación en Cancún de un moderno sistema de video vigilancia de mil ochocientas cámaras de última generación, que permitirán vigilar mejor la ciudad desde un moderno centro de inteligencia y comunicación (C5), cuya construcción está comenzando.

La estrategia contempla mejoras las condiciones salariales de los policías y el incremento de un 11 por cuento de la plantilla. “El combate contra la impunidad y la corrupción ha tenido alto costo, principalmente en la seguridad de los ciudadanos”, analizó en su discurso.

Terrenos y dinero recuperados

Y enumeró que son 223 los predios embargados, de los cuales, 16 fueron recuperados; además de 51 millones 300 mil pesos en efectivo. “Vamos por más, hay que recuperar lo que es de ustedes, porque no me canso de decirlo: en quintana roo quien la hace, la paga”, dijo en el tramo más duro. Y recordó que han vinculado a proceso a 23 ex funcionarios imputados y a la fecha se tienen 2 sentencias acusatorias en contra de dos.

Y vino el diagnóstico final: “Estoy consciente que los esfuerzos en seguridad han sido insuficientes y los resultados no están a la altura de las expectativas ciudadanas; pero tengan la seguridad que seguiremos trabajando con nuevas estrategias para devolverle a todos los quintanarroenses el sentimiento colectivo de vivir en un clima de tranquilidad y convivencia armónica”.

El discurso sincero y los números están, sólo falta que la paz regrese a Quintana Roo para que podamos dar los ciudadanos las porras y asistir por propio pie al próximo informe.

 

Dejar una respuesta