Inicio Columnas Naderías Totales | Rectoría y co-gobierno de Morena | Habrá delegado...

Naderías Totales | Rectoría y co-gobierno de Morena | Habrá delegado y presidente estatal en Quintana Roo

Compartir

Luciano Núñez

Bienvenidos al centralismo de MORENA. Durante los últimos 2 sexenios, México tuvo a presidentes que co-gobernaron y liberaron a sus gobernadores, incluso, con sus partidos. Felipe Calderón (PAN) mantuvo estrechas alianzas con gobernadores del PRI; y Enrique Peña Nieto dejó a su generación de jóvenes gobernadores que asumieran un protagonismo que terminó en caos.

Señales

AMLO ha dado señales de concentración en todo sentido. Su gobierno ya ha anunciado la designación de coordinadores estatales que, en detalle, serán 10 dirigentes de Morena en los estados, nueve legisladores federales o locales, siete con cargo partidista, cuatro excandidatos a gobernador y un empresario. Eso es en términos administrativos del poder de gestión. Ahora, en cuanto a la construcción de poder partidista, las lecturas primeras de la nueva situación se orientan de verticalidad con control, rectoría y cogobierno, esto, como resultado de la visita -días atrás- de la secretaria con funciones de presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

Tres encerronas

Se supo que -a puerta cerrada- mantuvo reuniones en separado con sus tres municipios fundamentales, dos de ellos con endebles situaciones políticas y de gestión. Es decir, el mensaje es que no se gobernarán solos: el partido estará ahí para marcar rumbo y rescatar a las ovejas que se salgan del corral amloísta.

El primer caso a atender -por la poderosa mano derecha del presidente- fue el de Othón P. Blanco, donde el panorama está radicalmente dividido entre acólitos del senador José Luis Pech, muy cercano a Félix González Canto, y el grupo del presidente Hernán Pastrana, cuya salud no ha dejado arrancar el gobierno. En esa operación la urgencia es poner al nuevo presidente, si es que el diagnóstico es desfavorable para Pastrana, y enderezar a los regidores hacia las banderas morenistas. En este tramo lo que se ha visto es nepotismo, desorden y una fuerte presencia del PRI como principal oposición.

Seguidamente el turno fue para el gobierno de Laura Beristain, que también ha tenido divisiones, sobre todo, del grupo que comanda Omar Sánchez Cutis, quien se levantó en franca rebelión desde la hora cero. La respuesta de Polevnsky fue contundente, pero con cintura política, dijo que para algunas situaciones que se han dado habrá procesos en la comisión de honor y justicia. Y quedarse fuera de Morena, habiendo estado ya dentro, sería un suicidio para estos grupos; pero está comprobado que la estupidez no reconoce límites.

La que menos tiempo tuvo con la dirigente nacional fue la presidente municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, dado que el cabildo ha estado cohesionado y, salvo intercambios de mensajes en un inicio, el carril por ahora muestra que el partido tiene control y posicionamiento. Fue el único cabildo morenista que votó contra el fiscal foráneo y, por otro lado, no ha tenido grandes descarriles, pese a las divisiones naturales.

Presidente MORENISTA

Pero acaso la decisión más importante de la visita, fue que el partido de AMLO, además de enviar a un delegado del partido con miras a las elecciones del año que viene, designará un presidente estatal. Alguien que cubra el rol que tenía hasta no hace poco Rafael Marín Mollinedo. Un grupo impulsa fuertemente a Ricardo Velazco, uno de los fundadores de Morena, actualmente vocero y cercano a la senador Marybel Villegas. “Lo que necesita el partido es alguien con interlocución con todos los grupos”, dice una morenista de la nueva ola.

En síntesis:MORENA no dejará cabos sueltos ni en el partido ni en la gestión, esto estáclaro, donde habrá intervencionismo y concentración, buscando consolidar laconstrucción de poder. ¿Saldremos de la época de los virreyes para pasar aotros?  Sólo el tiempo postelectoral lodirá, porque ahora lo que viene, es asestar otro golpe electoral en diputados.

******

(*) Es técnico en Periodismo y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún.

Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide.

Dejar una respuesta